BMW: el primer Serie 3 cumple 45 años

BMW: el primer Serie 3 cumple 45 años

Es un clásico dentro de los modelos de la marca alemana. Además, hoy es un referente tanto dentro de BMW como entre los medianos premium deportivos. Su historia.

MDZ Autos

MDZ Autos

Tras siete generaciones y 45 años de existencia, el BMW Serie 3 se mantiene como el sedán deportivo por excelencia y uno de los íconos más exitosos de la marca. 

La primera generación del BMW Serie 3 se presentó al mundo en julio de 1975, y se mantuvo en el mercado hasta 1983. El diseño de la carrocería de este sedán deportivo fue obra de Paul Bracq, quien fue jefe de diseño de BMW entre 1970 y 1974. 

También creó otros modelos como el prototipo BMW Turbo que dio lugar al mítico BMW M1. El primer BMW Serie 3 ofrecía una estética inspirada en la del BMW Serie 5 (1972-1981) y se distanciaba de la su legendaria familia de los años sesenta.

El nuevo BMW Serie 3 se destacaba por su carrocería de dos puertas con forma de cuña y una parte posterior, atípica en la época. 

El primer BMW Serie 3 tenía una longitud de 4.355 milímetros, 1.610 de ancho y 1.380 de altura. La distancia entre ejes era de 2.563 mm y, además, destacaba por sus cortos voladizos. Estaba claro que había aparecido una nueva clase de dentro de BMW: el sedán compacto deportivo. 

Además, este BMW Serie 3 fue el primer BMW que estrenó un tablero orientado al conductor. Por primera vez en la marca, la consola central estaba integrada dentro del tablero y el interior estrenaba su característica iluminación en tono naranja.

En el momento de su lanzamiento, el BMW Serie 3 podía equipar unos eficientes motores de cuatro cilindros en línea que funcionaban con gasolina regular que, en plena crisis del petróleo, resultaba más económica que la súper. 

Los motores estaban basados en el mítico bloque M10 que se mantuvo a la venta hasta 1987 y que era el mismo con el que Nelson Piquet ganó el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en 1983.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?