¿Por qué fue tan malo el 2019 para el sector automotriz?

¿Por qué fue tan malo el 2019 para el sector automotriz?

Tras el derrumbe de las ventas se confirmó el desplome de la producción. Además, los autos importados acaparan la oferta y cada vez hacen falta más sueldos para llegar a un 0Km. Se va un año de terror. ¿Hay futuro?

Cristian Ortega - Editor Mdz Autos

La producción de vehículos en Argentina tuvo una contracción de 32,5% en el 2019 respecto al año anterior, ubicándose en los volúmenes de fabricación de hace casi 15 años. Así lo informó en las últimas horas Adefa, la Asociación de Fabricantes de Automotores.

La fabricación nacional de vehículos alcanzó las 314.787 unidades durante el 2019, un 32,5% menos respecto de las 466.649 que se fabricaron en el 2018. A su vez, el sector exportó 224.248 vehículos, 16,7% menos respecto a los 269.360 que se exportaron en el 2018.

Estos datos vienen a completar al grave panorama que marcaba el derrumbe de ventas en el año 2019, donde se produjo una contracción de 42,7%, llevando los registros a niveles del 2006.

En este caso, fue la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) la que dio a conocer el número de vehículos patentados.

Así, el 2019 finalizó con 459.592 unidades vendidas, 42,7% menos que el total alcanzado en el 2018, año en el que se comercializaron 803.040 vehículos.

Las razones del derrumbes tanto en producción como en ventas hay que buscarlas primero en la fuerte recesión en la que cayó Argentina en abril del 2018, cuando se produjo la primera gran devaluación del peso, la contracción de la economía en general y la disprada de los precios de los vehículos 0km, atados al dólar.

Otro dato conocido en las últimas horas contenido en un trabajo de la consultora Invenómica a pedido de ACARA, resumen también el grave momento por el que pasa el sector en su conjunto: en el 2019 se necesitaron 17,8 sueldos para comprar un auto chico tipo Yaris, Gol Trend, Polo, Argo, 208, Etios u Onix. Un año atrás, en el 2018, el número de sueldos era significativamente menor: 14,8. Así, en el 2015 por ejemplo la cantidad de sueldos era de 13,8. Para resumir, la contracción hizo que se volvieran a los índices del 2010.

Como colorario a esta situación más que preocupante para todo el sector, el porcentaje de autos importados ofrecidos en el mercado argentino superó el 70%, por lo que planes de incentivo para el consumo, como fueron los que incluían subsidios a mediados de año, tuvieron un resultado nulo en cuanto a producción y muy acotado en cuanto a ventas.

Es de destacar que en el 2015, apenas un poco más de 50% de los autos vendidos en el país eran de producción nacional, índice que aumentó a más de 70% el año pasado.

Con este piso, es muy difícil que el 2020 sea peor, aunque será sin dudas un desafío para el sector comenzar a crecer aún con reglas de juego poco claras en relación al plan económicos del nuevo Gobierno nacional. Lo que sí es seguro es que el 2019 será recordado como uno de los peores años para el sector en su conjunto desde el 2000 para acá.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?