Delicia fácil: prepara tu propio queso mascarpone casero

Delicia fácil: prepara tu propio queso mascarpone casero

La elaboración es súper sencilla, aunque requiere de bastante tiempo.

Food Lovers

El queso mascarpone es una de las delicias más destacadas de la gastronomía y también uno de los ingredientes más buscados por los amantes del tiramisú. En esta ocasión, te contamos la receta de cómo puedes hacerlo de forma casera y con apenas 2 ingredientes.

La receta es de Paulina Cocina y, tal como ella misma afirma, también sirve para hacer un queso mascarpone para untar. El secreto está en dejarlo 16 horas en la heladera y no 24 como se afirma en el último paso de la preparación.

Fuente: diariovasco.com

¿Qué se necesita para hacer el queso mascarpone en casa?

Ingredientes. Lo único que se requiere para hacer este delicioso queso casero es:

  • 500 ml. de crema de leche (nata para montar).
  • 7 cc. de jugo de limón.

En cuanto a los utensilios, hay que tener a mano un repasador impecable y de un espesor que no sea ni muy fino ni muy grueso. También es útil disponer de un termómetro de cocina, aunque no es indispensable.

Por lo demás, teniendo en cuenta cómo es el proceso de elaboración, también hay que decir que se requiere de tiempo y paciencia.

Si se quiere realizar una mayor cantidad de queso mascarpone, lo único que hay que hacer es respetar las proporciones entre la crema de leche y el jugo de limón.

Queso mascarpone casero: paso a paso

Elaboración. Lo primero que hay que hacer es introducir la crema de leche en una olla y llevar a fuego moderado. Esperar hasta que el líquido alcance los 85°C y retirar del fuego.

Si no se cuenta con un termómetro de cocina, la clave está en observar cuando se empiezan a formar pequeñas burbujas en los bordes de la olla.

Luego hay que revolver durante 10-15 minutos hasta que la crema baje a unos 55°C. Esto se hace para que el agua de la crema se evapore un poco.

Hecho esto, hay que volver a llevar al fuego y esperar a que vuelva a tomar una temperatura de 85°C. Cuando esto suceda, hay que incorporar el jugo de limón, revolver y volver a sacar del calor.

A continuación, hay que repetir lo anterior, es decir, revolver hasta que la mezcla baje a 55°C. Transcurrido este tiempo, hay que poner la preparación en un bol, taparlo con un papel film (es importante hacer varios agujeritos para que no esté cerrado de forma hermética) y dejar reposar por unas 3 horas.

Llegado a este punto, lo que hay que hacer es colocar un repasador bien limpio sobre un bol y, por encima del mismo trapo, poner la crema de leche. En este paso, la clave está en que la “bolsita” que se hace con el repasador y la crema no tiene que estar en contacto directo con el fondo del bol. Esto se debe a que el objetivo es drenar el agua de la preparación.

Este procedimiento se debe realizar durante 24 horas, por lo que es fundamental guardar la mezcla en la heladera (También puedes probar dejándolo 16 horas como indicamos anteriormente).

Una vez que pasa este día, el queso mascarpone ya está a punto, ideal para disfrutar. Si no se va a usar en el momento, lo único que hay que hacer es ponerlo en un frasco o recipiente similar y conservarlo en frío.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?