Aceite de coco en la cocina: mitos y verdades sobre este ingrediente natural

Aceite de coco en la cocina: mitos y verdades sobre este ingrediente natural

Es uno de los favoritos de Gwnyneth Paltrow y otras celebridades ¿Qué hay de cierto detrás de esta fascinación por utilizarlo tanto para la cocina como para la piel?

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El aceite de coco es un ingrediente natural de preparación artesanal que puede resultar mucho menos nocivo para el organismo que otras clases de aceite de cocina. Si bien no hay que abusar de la materia grasa, ya son muchas las personas que se acostumbraron a incluir este producto en su alacena como "comodín" para diversas recetas.  

La naturaleza es sabia y si el ser humano se detiene a descubrir sus encantos, las maravillas que pueden se develadas pueden resultar múltiples. Al menos, esto es lo que creen expertas reconocidas en hábitos saludables como la actriz Gwnyneth Paltrow.

Ella fue quien confesó a la prensa que usa aceite de coco para cocinar, para nutrir y humectar la piel del rostro, del cuerpo y hasta para mantener sus dientes blancos y radiantes realizando un “oil pulling“ a diario. A tal punto, tanto resonaron estas declaraciones que otras celebrities como Miranda Kerr o Emma Stone confesaron ingerirlo con smoothies, una, y usarlo como desmaquillante la otra. Así se desató una ola que acabó con la prensa nombrando al aceite de coco como “el elixir de Hollywood“.

Pero... ¿Cuánto hay de mito y cuánto de verdad acerca de sus beneficios?

Mitos y verdades sobre el aceite de coco

Los beneficios del aceite de coco, entre otros, son:

  • Acelerar el metabolismo con el efecto de perder más grasa
  • Gracias a su combinación única de ácidos grasos tiene propiedades medicinales potentes antivíricas, lo cual eleva las defensas naturales. Su ácido láurico puede matar virus, bacterias y hongos siendo de gran ayuda para eliminar infecciones.
  • Reduce el apetito, colaborando en una dieta para bajar de peso.
  • Oficia de acondicionador para el pelo, nutriendo especialmente el tipo de cabello seco.
  • Hidrata la piel del rostro y las pestañas a la vez que puede ser un excelente desmaquillante, barriendo los excesos de forma gentil y natural.
  • Para toda la piel del cuerpo es un hidratante natural poderoso, bueno también para tratar las estrías durante el embarazo.

El lado B del aceite de coco

Por supuesto, existe una característica a tener en cuenta para tener cuidado al consumirlo, vigilar cantidades, consultar un especialista y estar atento a los casos particulares. El aceite de coco contiene un 92% de grasa saturada. Grasa que se convierte en colesterol malo.

Si se presta atención, comparte con la manteca, por ejemplo, la cualidad de derretirse a temperatura ambiente. Esto demuestra el alto contenido de grasas saturadas que contiene, que hacen que su punto de fusión sea alto. Es decir, que se mantenga sólido en frío y se convierta en líquido cuando la temperatura supera los 24 grados centígrados.

Créditos: Pixabay

Por eso, para personas con alguna enfermedad cardíaca o riesgos cardiovasculares no es recomendado en la cocina. Lo ideal en ese caso, para cocinar o ingerir con otros alimentos aunque sea sin pasar por la sartén, es utilizar aceites que contengan de 14% hacia abajo, como el aceite de oliva.

Para todos los consumidores, igualmente, deberá ser una ingesta moderada. Por el contrario, para tratar los dientes, la piel del rostro, el cabello, la piel del cuerpo, etc. es aconsejado ya que blanquea la dentadura, disminuye los poros abiertos al usarlo para retirar el maquillaje, hidrata y nutre la piel y el cabello, además de otorgar un brillo radiante. 

 En síntesis: el aceite de coco posee múltiples beneficios en usos cosméticos o regenerativos. No deja de ser una opción menos procesada que la de otros aceites, pero su nivel calórico es ultra elevado, al igual que el de la manteca. Por lo tanto, en la cocina, debe regularse tal y como se lo hace con la manteca normal. Ante cualquier duda específica sobre su ingesta, es recomendable consultar a un nutricionista.

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?