Esta ensaladilla rusa tiene un secreto en su receta que la hace irrepetible

Esta ensaladilla rusa tiene un secreto en su receta que la hace irrepetible

La conjunción de sabores frescos y deliciosos, integrados por la mayonesa casera, hacen de la típica ensaladilla rusa un plato que puede dar un giro original.

Food Lovers

Popularmente conocida como ensaladilla rusa o ensalada rusa, se cree que el manjar es creación de un chef francés Lucien Olivier, que trabajaba en un exclusivo restaurante en Moscú, Rusia.

No obstante, otras fuentes señalan que la exquisita combinación de sabores embebidos en mayonesa casera existía mucho antes, y ya el legendario recetario de “The modern cook“ del chef Charles Elmé Fancatelli, que vivió entre 1805 y 1876, detallaba la preparación de la “Rusian Salad“. Ciertamente, se editó cuando Olivier era un niño.

Como sea, la fusión de sabores es un clásico para las fiestas y un favorito en todo el mundo. Eso sí, tiene sus secretos para que quede perfecta. Éstas son algunas de las claves:

Básicos de la ensaladilla rusa

Por supuesto que se puede improvisar y hacerla a gusto, pero la ensaladilla rusa tiene ingredientes que no pueden faltar. Los elementos base son seis y uno opcional:

  • Papa
  • Zanahoria
  • Huevo duro
  • Morrón rojo
  • Mayonesa casera 
  • Atún

Aunque la versión latinoamericana muchas veces omite este último ingrediente. Los guisantes pueden estar o no.

Secretos para la cocción de la ensaladilla rusa

Tanto las papas como las zanahorias deben cocinarse con piel y ser peladas luego. En cuanto al huevo, debe estar bien cocido para que no se desarme.

Los ingredientes deben integrarse entre sí, por lo que esa sensación de que se "deshacen en el paladar" se logra a través de este particular método de cocción.

Mayonesa, si es casera, mejor

La mayonesa industrial es mucho más aceitosa y pesada que la que se hace en casa, que es mucho más ligera. 

Esta liviandad se traslada al resultado final: la ensaladilla rusa.

Para preparar la mayonesa casera no hay mayores complicaciones. Puede llevar o no aceite de girasol, huevo crudo, vinagre, unas gotas de jugo de limón, sal y un chorrito de agua bien fría.

La única salsa válida de la ensaladilla rusa es la mayonesa

La preparación es con mayonesa. Ni salsa rosa, roja, de remolacha, wasabi, tomate, u otra. Ya que de esa forma, no es ensaladilla rusa sino otro plato. Como mínima variación para un toque original es posible optar por mayonesas caseras especiadas. 

Servirla, "como dios manda"

La tendencia de servirla en forma de bolas como si se tratara de helado no es correcta. 

Para emplatar, siempre en un plato con hondura o forma de barquillo y una cuchara grande que pueda levantar buena cantidad de mayonesa, en detrimento de la forma bonita y vistosa, ganará sabor.

No es papilla

La papa y la zanahoria debe estar bien cocida pero no pasada, cortada en cuadraditos que no se deshagan.

El secreto fundamental de la ensaladilla rusa es regular los tiempos de cocción de cada ingrediente y luego hacer la integración generosa con la mayonesa casera.

La decoración queda a libre imaginación del cocinero: la mayoría le añade formas de mayonesa, aceitunas (olivas), morrones y cubos de zanahoria extra. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?