Mascotas

Tu ansiedad afecta a tu perro: te contamos cómo evitar esta situación

Investigaciones revelan que los niveles de estrés de los dueños influyen directamente en sus mascotas, especialmente en las perras. Conocé los detalles en la nota.

MDZ Estilo
MDZ Estilo lunes, 17 de junio de 2024 · 12:43 hs
Tu ansiedad afecta a tu perro: te contamos cómo evitar esta situación
Cómo tu ansiedad afecta a tu perro, conocé los detalles en la nota Foto: Freepik

El estrés no es solo cosa de humanos, también afecta a nuestras mascotas. Según un estudio, los perros domésticos absorben el estrés de sus dueños, y esta relación es más intensa en el caso de las perras. Este descubrimiento ofrece una nueva perspectiva sobre la conexión emocional y hormonal entre dos especies que conviven estrechamente.

El estudio, se basó en la medición de la hormona del estrés, el cortisol, en el pelo de perros y sus dueños durante un año. Los resultados mostraron una sincronización notable: cuando los niveles de cortisol eran altos en los humanos, también lo eran en sus perros. Esta relación hormonal fue consistente en todas las estaciones y niveles de actividad física, tanto en parejas perro dueño que participan en competencias como en aquellas que solo llevan una vida doméstica.

Tu perro siempre absorve cómo te sentís y como vibras. Foto: Shutterstock

También se sugiere que las muchas horas de entrenamiento compartido entre perro y humano aumentan la conexión emocional, fortaleciendo así esta correlación hormonal. Las conclusiones de la investigación subrayan la profunda influencia que los humanos tienen sobre sus mascotas, no solo en comportamiento, sino también a nivel fisiológico.

En el estudio también se observó que la personalidad del dueño afecta los niveles de cortisol en el perro. Esto indica que son los perros los que reflejan el estrés de sus dueños, no al revés. Esta dinámica es particularmente notable en las perras, que parecen ser más susceptibles a absorber las emociones humanas.

Esta investigación no solo resalta la importancia de gestionar nuestro propio estrés, sino también la necesidad de ser conscientes del impacto que tenemos en la vida de nuestras queridas mascotas. Foto: Shutterstock

Este hallazgo podría tener implicaciones importantes para el bienestar animal, ya que entender mejor esta sincronización puede ayudar a mejorar la calidad de vida de nuestras mascotas.

El estudio plantea preguntas interesantes sobre cómo manejamos nuestro propio estrés y cómo eso podría afectar a nuestras mascotas. Tal vez, encontrar formas de reducir nuestro estrés no solo nos beneficiará a nosotros, sino también a nuestros fieles compañeros. 

Después de todo, un dueño tranquilo puede significar un perro más feliz y saludable.

Archivado en