Influencers

La impactante boda de Silvana Araujo, la entrenadora personal de Antonela Roccuzzo

Creadora de contenido y dueña de un imperio deportivo, Silvana Araujo se unió en matrimonio este pasado fin de semana con una boda millonaria. ¿Estuvo Antonela Roccuzzo? ¡Enterate de todo!

MDZ Estilo
MDZ Estilo martes, 11 de junio de 2024 · 09:02 hs
La impactante boda de Silvana Araujo, la entrenadora personal de Antonela Roccuzzo
Silvana Araujo, una de las personal trainer de Antonela Roccuzzo, planeó la boda más imponente del 2024 Foto: Instagram

El entrenamiento de Antonela Roccuzzo es uno de los más solicitados en la actualidad debido a su despampanante figura, en la que sus curvas son las protagonistas. Una de las mujeres involucradas en el proceso de fortalecimiento de la argentina es Silvana Araujo, influencer colombiana, cuyo negocio - Silbe - es una conocida plataforma de vida saludable.

Una estrella en su país, la entrenadora organizó una boda elogiada por el mundo gracias a su extravagancia y pomposidad. Junto con su pareja, Felipe Pino - coach motivacional - Silvana Araujo sorprendió con su mega fiesta, rodeada de seres queridos y bajo un entorno de cuento.

Silvana Araujo es una de las entrenadoras de Antonela Roccuzzo y su boda fue un verdadero espectáculo. Foto: Instagram @silvyaraujo.

La personal trainer destacó su faceta más romántica eligiendo un diseño nupcial firmado por Zuhair Murad. El vestido blanco, realizado en gasa de seda, tul y encaje, se caracterizó por un ajustado corset de escote balconette y voluminosa falda de cola catedral. El detalle de su grueso lazo de satén con moño trasero y sus guantes sin puntas realzaron por completo esta maravillosa pieza de autor.

Su vestido nupcial, en detalle. Foto: Instagram @silvyaraujo.

Por supuesto que no todo se resumió en su vestido. La boda fue un espectáculo digno de película, ya que la pareja optó por una ambientación vintage y de inspiración rococó, en la que las flores y el verde de las hojas se hicieron presentes. Luces doradas, balcones con violinistas, cortinas de materiales pesados, arañas, velas y mesas armadas bajo esta estética fueron los elementos que hicieron única a esta ambientación.

 

Antes de arribar al salón de fiestas, la iglesia en la cual Silvana Araujo y Felipe Pino dieron el sí también contó con esa decoración romántica, cálida y lujosa. Con cientos de velas ubicadas en las grandes lámparas del recinto, pisos espejados, columnas de pequeños árboles en la entrada y bouquets naturales reinando en cada fila, la colombiana no dejó ningún detalle librado al azar.

 

Aunque Antonela Roccuzzo no pudo asistir, la boda de Silvana Araujo fue una ceremonia que pocos olvidarán gracias a sus grandiosas escenas de ensueño con las que muchas pueden fantasear. Solo hacen falta tres palabras para resumir este evento: una boda inolvidable.

Archivado en