Salud

Cómo es la dieta que promete maravillas: equilibrio o mito

Salud total o simple moda es el debate serio sobre esta nueva tendencia para alimentarse. La dieta alcalina promete maravillas, pero la ciencia aún pide pruebas. Te contamos los detalles en la nota.

MDZ Estilo
MDZ Estilo lunes, 20 de mayo de 2024 · 17:18 hs
Cómo es la dieta que promete maravillas: equilibrio o mito
¿La dieta alcalina es la mejor manera de alimentarse para cuidar nuestra salud y nuestro peso? En la nota todas las respuestas sobre el tema Foto: Freepik

La dieta alcalina ha captado la atención de muchos que buscan una vida más saludable, promoviendo el consumo de alimentos que supuestamente equilibran el pH del cuerpo.

Este enfoque dietético se basa en que ciertos alimentos pueden alterar el equilibrio ácido alcalino del cuerpo, favoreciendo un estado más alcalino que, según sus defensores, prevendría enfermedades y optimizaría la salud general.

En esencia, la dieta alcalina recomienda ingerir alimentos como frutas, verduras, frutos secos y legumbres, evitando al mismo tiempo carnes, productos lácteos y alimentos procesados que se consideran ácidos.

Los partidarios de este régimen alimenticio aseguran que puede proporcionar múltiples beneficios para la salud, que van desde la pérdida de peso hasta la prevención de enfermedades crónicas como el cáncer y la osteoporosis.

Para los interesados en esta dieta, una planificación y supervisión adecuada ayudan a mitigar algunos de los riesgos asociados, asegurando que se mantenga un equilibrio nutricional adecuado.

Además, se sostiene que una dieta alcalina puede reducir la inflamación, mejorar la digestión y aumentar los niveles de energía, promesas que resultan muy atractivas para quienes buscan mejorar su bienestar general.

Sin embargo, como cualquier tendencia dietética, es muy importante examinar tanto sus posibles beneficios como los riesgos que conlleva. La falta de evidencia científica sólida es uno de los mayores peligros asociados con la dieta alcalina.

A pesar de algunos estudios preliminares que sugieren posibles beneficios, la mayoría de las afirmaciones se basan en evidencias anecdóticas y se requiere más investigación para respaldar completamente las promesas hechas por los defensores de esta dieta.

La dieta alcalina puede parecer una opción atractiva para mejorar la salud y prevenir enfermedades, pero es fundamental abordar sus supuestos beneficios con escepticismo y basarse en evidencia científica sólida.
Foto: Freepik

Además, las restricciones alimentarias impuestas por la dieta alcalina pueden llevar a deficiencias nutricionales si no se planifican adecuadamente. La eliminación de grupos enteros de alimentos, como la carne y los productos lácteos, puede privar al cuerpo de vitaminas y minerales esenciales.

Es importante que cualquier persona que considere seguir una dieta alcalina lo haga con cautela y bajo la supervisión de un profesional de la salud para evitar posibles deficiencias nutricionales y otros problemas de salud.

Es esencial recordar que no existe una solución mágica para la salud y que un enfoque equilibrado y bien informado es siempre la mejor opción.

Archivado en