Tips de Estilo

Cómo limpiar la cocina con la borra del café

Reutilizar los restos que quedan de una máquina de café, cafetera eléctrica o incluso de café instantáneo es una forma ecológica de conseguir una cocina reluciente.

MDZ Estilo
MDZ Estilo lunes, 22 de abril de 2024 · 07:00 hs
Cómo limpiar la cocina con la borra del café
el café también tiene muchos beneficios para ayudar a mantener limpia la cocina Foto: Créditos de la imagen: Pixabay

Todos conocen el poder limpiador del jugo de limón y del vinagre, pero no muchos son conscientes de que el café también tiene muchos beneficios para ayudar a mantener limpia la cocina. Con los posos viejos de una máquina de café (los posos o borra son el desecho de la preparación del café) , cafetera eléctrica o incluso unas cuantas cucharaditas de café instantáneo se puede hacer lo siguiente:

Los restos del café permiten reducir rayones en superficies de madera, limpiar superficies de cocinas, fregar sartenes y desterrar malos olores. Imagen: Pixabay

1. Fregar sartenes. El café es un desengrasante natural debido a sus niveles de acidez, así que ayuda -en este caso- a quitar los alimentos quemados y pegados a las ollas y sartenes. ¿Cómo? Mezclando de 2 a 3 cucharaditas de café molido con agua tibia y jabón para luego frotar las cacerolas con una esponja suave. Esto debería dejarlos limpios.  También, para hacer más efectiva esta solución, se le puede agregar un poco de  jabón líquido para platos. Si este método igual no funciona entonces sí hacerlo con bicarbonato de sodio y vinagre, que es un método probado.

2. Desterrar los malos olores. El fuerte aroma del café molido puede ayudar a neutralizar los olores desagradables de la cocina. Este método funciona y es muy sencillo: limpiar las heladera y el freezer y luego dejar allí tazas chicas con restos de café; incluso también en armarios y cajones, para así absorber olores no deseados.

De todos modos estar atento a lo siguiente:  los posos de café húmedos pueden convertirse en un caldo de cultivo para el moho, lo que empeora los malos olores. Así que antes de meter los posos viejos en el refrigerador o el congelador, primero asegurarse de que estén secos.

3. Limpieza de superficies de la cocina. En concreto, para sacar las manchas en determinados lugares, por ejemplo, de los azulejos. ¿Cómo? Con una esponja (o paño suave) aplicando la borra o restos del café (mezclado con agua y jabón) sobre la mancha.

Sin embargo este método -que sí resulta efectivo en los azulejos- no lo es así en otras superficies como el protector contra salpicaduras de azulejos de la cocina  y el fregadero de cerámica de la cocina.

4. Reducir rayones en superficies de madera. Aplicar café molido y húmedo en el área rayada y dejarlo reposar de 5 a 10 minutos. Luego limpiarlos con un trapo de algodón y, una vez que el área esté completamente seca, aplicar una capa de sellador de madera transparente. Si bien obviamente no eliminará los rayone, lo que sí logra hacer es un buen trabajo al teñir el área de forma natural.

A partir de lo visto aquí se desaconseja tirar los restos de café. Porque además de para limpiar la  cocina también sirve -para quienes tienen estufas de leña- para echarlos en las cenizas de la estufa para que sea más fácil de limpiar y de paso evitar que el olor a ceniza penetre en los espacios habitables.

 

Archivado en