La tradición argentina que no faltó en la boda de Máxima de los Países Bajos

La tradición argentina que no faltó en la boda de Máxima de los Países Bajos

En 2002, Máxima de los Países Bajos se casó con el rey Guillermo en Ámsterdam. La argentina lució un precioso vestido color marfil de la firma Valentino.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Máxima de los Países Bajos se comprometió con el Guillermo de Holanda en 2001 y desde entonces vive en ese país. Para poder casarse, tuvo que tramitar la ciudad neerlandesa, la cual obtuvo el 17 de mayo de ese año, pero las raíces nunca se olvidan y para su boda hizo una típica tradición argentina.

Fue el 2 de febrero de 2002 cuando la pareja dio el "sí, quiero" en una increíble ceremonia religiosa celebrada en la Iglesia Nueva de Ámsterdam, Nieuwe Kerk. La pareja saludó desde el balcón tal como acostumbran todos los royals, donde la flamante princesa mostró su vestido Valentino color marfil.

Luego se dirigieron al Palacio Real para ser los anfitriones de una gran fiesta que reunió a 2.000 invitados, entre los que se encontraron muchas monarquías de Europa. Máxima de Holanda encargó vino espumante Chandon Extra Brut que hizo llevar especialmente desde la bodega que se encuentra en Mendoza, provincia de Argentina.

Además de hacer el brindis con este espumante de su país de origen, un momento especial se vivió a la hora de servir el único vino argentino que se tomó en la fiesta: un Primus Pinot Noir 2000, de bodega Salentein. También quiso honrar aquel día con una tradición argentina: en los casamientos se acostumbra a que las novias sostengan una caja llena de cintas que tienen regalos y solo una de ellas tiene algo especial, como un anillo.

Es una tradición muy similar a cuando la novia tira el ramo y lo tiene que agarrar una amiga, este simbolismo indica que dicha persona será la próxima en casarse. Máxima de Holanda no quiso dejar de lado este ritual tanto con sus amigas argentinas como con sus nuevas amistades europeas.

La controversia en el casamiento de Máxima y Guillermo de Holanda 

Una de las imágenes más difundidas del casamiento fue la de Máxima de Holanda llorando y secándose las lágrimas. Muchos creen que se debió a la felicidad del momento, pero posiblemente haya sido también por tristeza, ya que el Gobierno neerlandés le prohibió la asistencia a su padre y su madre tampoco fue.

Máxima y Guillermo de Holanda tienen tres hijas en común. Fuente: Instagram @koninklijkhuis

Jorge Zorreguieta fue secretario de Agricultura y Ganadería de Argentina entre 1979 y 1981 durante la última dictadura cívico-militar liderada por Jorge Rafael Videla. Este Gobierno de facto fue el más sangrientos del país y se caracterizó por la represión, la quita de derechos y la desaparición de personas.

Por lo tanto, el entonces primer ministro neerlandés Wim Kok, en representación de todo el Gobierno, le pidió a Jorge Zorreguieta que no asistiera. En solidaridad, María del Carmen Cerruti, esposa y madre de Máxima, tampoco viajó a la boda lo que generó un gran pesar en su hija.
¿Crees que el Gobierno holandés tomó una postura correcta sobre los padres de Máxima de Holanda?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?