Mirá el beneficio que produce el consumo moderado de vino

Mirá el beneficio que produce el consumo moderado de vino

Una nueva investigación encontró una relación entre el vino tinto y niveles más bajos de grasa viseral, "la grasa mala".

MDZ Divinos

MDZ Divinos

Un reciente estudio ha encontrado un nuevo vínculo entre el consumo moderado de vino tinto y la disminución de los niveles de grasa visceral, la "grasa mala" difícil de perder que se acumula con la edad y aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. 

El estudio también encontró que, si bien el consumo de vino blanco no tuvo un impacto en las grasas malas, sí aumentó la densidad mineral ósea, un marcador clave de la salud en los adultos mayores. Las personas que bebían cerveza o licores tenían mayores niveles de grasa visceral.

En el estudio, publicado en febrero en la revista Obesity Science and Practice, el equipo analizó los datos de estilo de vida y composición corporal de 1869 participantes en el Estudio del Biobanco del Reino Unido, una base de datos biomédica creada mediante la recopilación de información detallada sobre la salud de más de 500 mil residentes del Reino Unido.

Si bien muchos estudios sobre los efectos del consumo de alcohol en la salud se centran en la cantidad de alcohol consumido, pocos hacen foco sobre el tipo. "Para evaluar mejor cómo el alcohol puede influir en la composición corporal, se deben considerar los patrones de uso de los diferentes tipos de alcohol en lugar de simplemente medir el consumo de alcohol en su conjunto", escribieron los autores del estudio.

Desde allí establecieron que son los polifenoles del vino los responsables de sus beneficios para la salud. El resveratrol, un polifenol bien conocido que se encuentra en el vino tinto, "puede reducir la inflamación y desalentar el almacenamiento de grasa". Atribuyen el efecto de formación de huesos del vino blanco al ácido protocatequico, un polifenol menos conocido que "ayuda a reducir la pérdida ósea". El vino blanco contiene casi el doble de ácido protocatecúico que el vino tinto, lo que podría explicar por qué el vino tinto no mostró una actividad similar para fortalecer los huesos.

Sobre el consumo de los tipos de vinos, los investigadores establecieron que "consumir una mezcla de ambos tipos de vino con moderación es más probable que ofrezca una mayor variedad de beneficios que beber un tipo de vino de forma constante, ya que cada tipo de vino parece ofrecer beneficios únicos para la salud en la composición corporal de los adultos mayores", explicaron.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?