La empresa escocesa que elabora combustible de autos con whisky

La empresa escocesa que elabora combustible de autos con whisky

Reutilizar residuos para reconvertirlos es una de las acciones ecológicas deseables por excelencia, pero esta es la mejor de todas: una empresa encontró el modo de usar desechos de la elaboración del whisky para hacer combustible ¡Fabuloso!

MDZ Divinos

MDZ Divinos

¿En el futuro los autos estarán impulsados por el whisky? Al mejor estilo “Volver al futuro“, la película protagonizada por Michael J. Fox al parecer los vehículos podrían funcionar a base de desechos de whisky.

En vez de nafta, whisky: autos más sustentables

Según la agencia de noticias Reuters, una empresa escocesa consiguió elaborar un combustible para autos con residuos de la fabricación de whisky. Así, estos desechos sirven para producir acetona, butanol y etanol. Todos productos químicos que tienen varios usos, entre los cuales está la producción de combustible además de la fabricación de cosméticos, medicamentos, etc. 

De esta manera, la agencia confirmó que una compañía dedicada a la biotecnología encontró la forma de desarrollar un combustible para automóviles que reutiliza subproductos involucrados en la obtención del whisky

El combustible menos pensado.

Desechos del whisky y su nueva reutilización

La popular bebida en Escocia debe haber inspirado a los científicos que se propusieron hacer productiva la basura que queda luego de fabricar esta noble y clásica bebida. 

El whisky se obtiene en general luego de un proceso de destilado y fermentación a partir de ingredientes sencillos como cebada, levadura y agua. Su proceso de fabricación deja atrás los granos usados conocidos como draff y un líquido dulce conocido como pot ale. 

Antes de este hallazgo, estos residuos se usaban como alimento para animales o eran completamente descartados en el mar. Por ello, el proceso de fermentación llamado ABE se consideró hasta aquí antiecológico y antieconómico por el costo de las materias primas que se deben invertir en obtener los productos químicos. Pero Celtic Renewables, la empresa, dice que lo resolvió usando desechos orgánicos. 

Ellos aseguran que pueden tomar residuos de industrias tales como la del whisky y transformar su basura en productos súper necesarios y de alto valor como el butanol que se usa para hacer funcionar los autos. Así lo confirmó también el dueño de la empresa, Martún Tangney. 

El líder empresarial se refirió al tema mientras manejaba por Campsie Fells, en el norte de Glasgow. Ahí mismo donde se encontrarán los líderes mundiales de la cumbre climática en el encuentro organizado por Naciones Unidas, a COP26. 

Tangney señaló también que ese encuentro es clave para acordar una manera de abordar el cambio climático y proponerse objetivos acerca de cómo se hace, cómo se paga y cómo va a suceder. Algo así como una “hoja de ruta“, “una estrategia'', especificó después. 

De esta forma queda claro que Celtic Renewables se propone como parte de una solución a raíz de las investigaciones, ensayos y este caso exitoso de reutilización del whisky para combustible

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?