Tres vinos rosé ideales para acompañar tus pastas

Tres vinos rosé ideales para acompañar tus pastas

El vino rosado es perfecto para maridar con pescado, mariscos y pastas, sin embargo, es el gran olvidado de muchas mesas: anímate a conocer algunas variedades imperdibles y añádelo a tus opciones para variar y salir del vino tinto

MDZ Estilo

MDZ Estilo

El vino rosé es un gran aliado a la hora de disfrutar de un buen plato de pastas. Sean tallarines, ñoquis o pastas rellenas, los vinos rosados son versátiles, ligeros y dulzones, perfectos para maridar con las salsas de tomate y sus variantes.

El vino rosado de calidad es perfecto para maridar con pastas cuando contienen salsas de tomate, morrón o mariscos. Fuente. winestyletravel.com

¿Por qué elegir vino rosé para un plato de pastas italianas?

El vino rosado es una gran opción para acompañar platos italianos, sean pastas secas o no. Este tipo de vino se elabora con las mismas uvas con las que se hace el vino tinto, pero se reduce el tiempo de exposición de las pieles de la uva, que tienen las partículas que le dan el color al vino

Ideales para maridar con salsas que contengan tomate o morrones, los vinos rosé de las zonas de Francia, Argentina, Chile, Provenza o Rosellón son las mejores opciones. 

Eso sí, elegir un buen rosado requiere algunos trucos y mucho más si se le da el lugar que merece al lado de un plato de pastas abundante, humeante y claro, sin queso, a la italiana. 

Su buena acidez y el ligero tanino los convierte en el aliado más indicado por su suavidad para devorar un plato de ravioles, lasagna o fideos, cualquiera sea su variedad. 

Por supuesto, la elección del vino depende de la salsa, pero la verdad es que un rosado combina con cualquier plato de pasta y cualquier salsa. La regla de la armonía reza que el vino no tiene que sobrepasar en intensidad a la nota más fuerte que tenga la comida, y en el caso del rosado se cumple fácilmente porque es realmente suave, ligero y dulzón. 

Aunque la comida tenga matices de cebolla caramelizada o esté hecha con tomate dulce, es más que buena para una opción de vino rosé afrutado. Veamos algunas opciones imperdibles entre ellos.
 

Uno de los más recomendados entre los vinos rosados. Fuente. iprofesional.com

Vino rosé 1: Salantain 

La novedad que llega a partir del lanzamiento de este vino rosé es que una de las bodegas más representativas del Valle de Uco presenta con esta gama de vinos su nueva imagen. La cosecha de 2020 de este Syrah sabe a frutas rojas y flores. Se trata de un vino delicado pero no diáfano, sino con volumen y algo de peso. Su pulso resulta fresco y la experiencia es duradera en el paladar. Perfecto para disfrutar de una pasta con salsa de mariscos.

Argentinísimo. Fuente. iprofesional.com

Vino rosé 2: Amalaya

Se trata de uno de los vinos rosados más argentinos y es un particular corte de Malbec: una variedad francesa de nacimiento que los argentinos han adoptado como propia. 

Este vino salteño es exótico y floral, diferente, jugoso y con una acidez refrescante que vale la pena probar. No por nada se dice que de este país salen los mejores vinos del mundo.

El detalle de la elegante botella de Luigi Bosca. Fuente. iprofesional.com

 

Vino rosé 3: Luigi Bosca

La emblemática bodega tiene un mérito enorme con este rosado: cuando salió a la luz alzó la vara de calidad para todos los vinos rosé que quisieran ser sofisticados, elegantes y marcó tendencia para revalorizar este estilo de Provence. 

Es una fusión de Pinot Gris y Pinot Noir y las notas a frutos frescos rojos con un ligero aire floral lo hace tan singular como distinguido. Se trata de un vino equilibrado, con volumen, fresco, pulso ácido y que ofrece un sabor in crescendo que lo hace especial. 

Por último, podemos destacar que el toque ligeramente graso que aporta le otorga una gran presencia, en comparación a otros rosados en este rango de calidad. 

¡A probar estos vinos rosé ideales para comer con pastas italianas! Tú, ¿cuál probarías primero?

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?