El mundial también es del vino

El mundial también es del vino

En épocas de efervescencia mundialista, te presentamos un detallado análisis de la competencia global en la que participan los vinos. Qué lugar ocupa Argentina.

Federico Lancia

Federico Lancia

Casi que me es imposible escaparme del espíritu mundialista. Todo hoy gira alrededor de la selección nacional, aunque haya cada vez menos dólares y más inflación. No importa nada, vamos Argentina. 

Pero así y todo seguimos tomando vinos y hablando de ellos. Por eso me pareció oportuno que bajo este clima te ubiques en qué lugar andamos en el mundial de vinos

Porque al igual que el fútbol, el vino se produce en la mayor parte del globo. Siempre con algunas excepciones, claro. Pero hay potencias, equipos emergentes, sorpresas y lugares que asoman de a poco, pero van ganando terreno. 

Historia de los mundiales

Así como el fútbol lo inventaron los ingleses, la data de los primeros vinos se remonta a tiempos de Jesucristo, en tierras asiáticas. Luego fueron los romanos los que lo llevaron a lo que es Francia, Italia y España. Estos tres últimos son los lugares más tradicionales para producir vinos y quizá, si se quiere los cabeza de grupo.

Saint Emilion, Francia.

Cuando hablamos de los vinos más importantes del mundo siempre tenemos que pensar en estos tres países, a los que se anexan, escalones más abajo, Portugal o Alemania.

Luego, siguiendo en Europa, y con gran tradición (se disputan el origen del vino) vienen retomando el camino Georgia o Armenia, países vecinos que no les gusta mucho hablarse. 

El resto del mundo

Claro que para que sea un mundial, tienen que jugar todos… y sí, son cada vez más los que juegan. Estados Unidos, de gran producción mundial, es uno de los referentes en esta materia con grandes Cabernet Sauvignon y Pinot Noir; y un Chardonnay de fama internacional.

Lo acompañan en este grupo denominado “el nuevo mundo” países como Australia y su Syrah, Sudáfrica y su Pinotage y Nueva Zelanda con su atractivo Sauvignon Blanc.

Nueva Zelanda

Claro que aquí ciertamente juegan todos. Japón, China, los países árabes, los Balcanes, Europa del Este, Mexico, Canadá y tanto más que se animan a producir interesantes caldos. 

Sudamérica al ataque

Para seguir en esta relación entre fútbol y vinos, podemos decir que la Argentina tiene los mejores jugadores y Chile más cantidad de “players” en el exterior. Uruguay no tiene tantos como la Argentina, pero los que tiene son maravillosos. Brasil está empezando a armar canteras que son bien prometedoras, Perú goza de una gran tradición que enarbola en sus cepajes.

Viñedos en Mendoza.

Y particularmente en lo que nos sucede a nosotros, algunos pueden pensar que tenemos un “Messi”. Y claro que lo tenemos. Y seguro pensaste en el Malbec.

Pero yo iría más allá. Nuestro “Messi” es nuestro terruño: Argentina tiene una enorme extensión para explorar que puede darnos vinos maravillosos. Desde Norte a Sur, desde la Cordillera al mar, y con el aporte de nuestros grandes profesionales podemos convertirnos en una verdadera “tierra de vinos”. Si, la misma que es la tierra de “Messi”. Esa que podría convertirse en una gran potencia mundial en materia de vinos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?