En cuánto está valuada la corona del Rey Carlos III

En cuánto está valuada la corona del Rey Carlos III

El valor simbólico de la corona que el rey Carlos III acaba de estrenar es indudable, pero ¿cuál es su valor real? ¡Te contamos en cuánto está valuado este objeto que representa el poder de la monarquía en Gran Bretaña!

MDZ Estilo

MDZ Estilo

La corona británica que hoy porta el rey Carlos III simboliza su poder y el de su familia dentro de Inglaterra y fuera, claro está. Sin dudas, es una joya preciosa con un alto valor económico y aquí te lo contamos, junto a otros detalles sobre ella. 

¿En cuánto está valuada la corona del Rey Carlos III?

Decorada con más de 3 mil piedras preciosas engarzadas, la corona real británica fue fabricada en 1937 para el rey Jorge VI y está valuada en 4.519.709 dólares. Algo que determinó una investigación minuciosa de SavingSpot que se dedicó a calcular el valor de todas y cada una de sus piezas por separado. 

La corona británica está adornada con más de 3 mil piedras preciosas. Fuente. AFP 

Sin embargo, la opinión pública declara que junta, cuestan más y que habría que sumar el valor artesanal de su armado. Es, entonces, un objeto cuyo valor es difícil de determinar. 

La misma fue prolijamente depositada sobre el ataúd para acompañar el féretro de Isabel II, quien la usaba cada vez que presidía el acto de apertura de las sesiones del Parlamento. 

La pieza es una joya artesanal montada sobre un marco de oro blanco y está forrada por dentro con un birrete de terciopelo violeta intenso. Los 2868 diamantes que la componen y las numerosas piedras preciosas entre las que se destacan 17 zafiros, 11 esmeraldas y 269 perlas, resultan imposibles de valuar. 

El símbolo del poder divino del monarca, ahora el rey Carlos III, se verá sobre su cabeza a la salida de la Abadía de Westminster el día de su coronación. 

La corona lleva la firma del joyero Garrard & Co y está inspirada en el modelo de la reina Victoria, que data de 1838. Su gema más importante se encuentra en la parte delantera: el diamante de 317 quilates conocido como “la segunda estrella de África“ o Cullinan II. 

A esta piedra preciosa le sigue el “zafiro de Estuardo“, ubicado en la parte de atrás de la pieza y delimitado por una cenefa que lo rodea con una fila de perlas envueltas por ocho zafiros y ocho esmeraldas y diamantes. 

Cada uno de los arcos está formado por perlas y diamantes, y en la base se encuentra el popular “rubí del príncipe negro“ cubriendo el birrete. 

En la parte superior de la corona cuatro perlas en forma de pera están engarzadas en diamantes rosas y forman los “pendientes de la reina Isabel“, adorados por la fallecida monarca.

En el sector más alto de la corona está la esfera cubierta de brillantes con la cruz cuadrada cuyo centro es el “zafiro de San Eduardo“, legado del conquistador en 1042. Entre los arcos hay cuatro flores de lis decoradas, cada una con un rubí. 

La corona real, que mide 31,5 centímetros, se encuentra custodiada en la Torre de Londres con otras tantas joyas de la monarquía británica. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?