Lasagna sin harina: una delicia fácil sin comparación y en pocos pasos

Lasagna sin harina: una delicia fácil sin comparación y en pocos pasos

Si quieres comer sano, apunta esta receta, sin dificultad y con mucha inventiva comeremos algo delicioso. ¡Buen provecho!

MDZ Gastronomía

MDZ Gastronomía

Muchas veces por dieta, otras porque no queremos comer tanta harina de trigo, es que buscamos alternativas para poder cambiar las recetas más tradicionales.

Sea el motivo que sea... ¡esta receta es increíble! Si disfrutas de la lasaña, con esta preparación también te chuparás los dedos. Solo que utilizaremos como masa las lonjas de berenjena.

Por otro lado, se trata de un buen método para incorporar más vegetales en la alimentación de los más pequeños. Nada puede salir mal, pues las lasañas se caracterizan por el queso y la salsa bolognesa, dos ingredientes que los niños aman. Además... no tienen por qué saber que hoy la haremos con berenjenas. 

¡Toma nota que obtendremos un gran resultado con esta receta!

Un plato que hay que aprender.

Antes, un dato de para que las berenjenas no queden amargas: una vez que las tengas limpias, las cortaremos finitas, preparemos un recipiente y le rociamos sal.

Dejaremos que "suden" un rato, las enjuagamos y secamos con papel toalla. De esta manera evitaremos el sabor amargo en cualquier receta.

Ingredientes:

  • 3 berenjenas grandes
  • 100 gramos de jamón en láminas
  • 100 gramos de queso mozzarela en láminas
  • 100 gramos de queso parmesano rallado
  • 250 ml de salsa de tomates fritos o salsa bolognesa
  • Aceite
  • Sal
¡Riquísimo!

Preparación:

  1. Tener el horno precalentado a temperatura media.
  2. Tomamos las berenjenas, las lavamos y cortamos muy finitas, y hacemos el procedimiento explicado antes para que no queden amargas. 
  3. Luego preparamos una cazuela con agua hirviendo y pasamos las láminas de berenjena para blanquearlas. La otra opción es hacerlo en la plancha. Sea como sea, sin excedente de aceite o agua.
  4. Preparamos el molde que utilizaremos, que sea apto para el horno y colocamos un poco de aceite, colocamos una capa de berenjenas y luego parmesano, jamón y una feta de queso. Hacemos ese mismo procedimiento hasta completar el molde.
  5. Colocamos la salsa y un poco más de queso, llevamos al horno por media hora y... ¡buen provecho! 
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?