Así es patinar sobre el hielo del Lago Louise en las Rocosas canadienses

Así es patinar sobre el hielo del Lago Louise en las Rocosas canadienses

El Lago Louise es uno de los lagos de deshielo más impresionantes de las rocosas canadienses y del mundo.

MDZ Trip

Las rocosas canadienses esconden un sinfín de tesoros únicos. Imponentes montañas, ríos caudalosos, bosques interminables, campos de hielo y glaciares. Un lugar donde la naturaleza sigue reinando y deja extasiado a todo aquel que la visite. El lago Louise, lugar que se lleva gran parte de las postales, se encuentra dentro del Parque Nacional Banff, entre los pueblos montañeses Banff y Jasper. Este parque nacional fue el primero en declararse como tal en el país y es visitado por cientos de miles de personas año a año. 

Foto: Wikipedia

Sin lugar a dudas el Lago Louise (Lake Louise, como se lo conoce en inglés), es una parada obligatoria para quien se encuentra transitando la mítica Icefields Parkway, autovía que atraviesa gran parte de las rocosas canadienses. Aunque llegar en auto por los propios medios, es una tarea sencilla, una historia diferente es el conseguir estacionamiento. Es por esto que desde el Parque Nacional Banff promueven el transporte alternativo, como los colectivos. 

El Lago Louise es una joya imperdible, sus aguas de deshielo provenientes del glaciar Victoria, le proporcionan un color único. Desde las orillas del lago se puede apreciar la imponente vista del lugar encajonado por montañas y bosques, mires por donde mires. Desde allí se pueden alquilar botes en verano para remar a través del lago e incluso acercarse al glaciar que descansa de la orilla opuesta. Durante el crudo invierno, el lago se congela naturalmente haciendo posible patinar sobre su hielo.

Aquellos más aventureros, pueden optar por realizar alguno de los múltiples trekkings que ofrece el lugar, internándose en los bosques y montañas canadienses hasta llegar a una vista desde arriba del Lago Louise. Con 4,5 kilómetros y más de 500 metros de elevación, el Big Beehive es uno de los senderos más elegidos por los visitantes. En medio del trayecto descubrirán otros lagos de la zona, aunque ninguno con el color tan característico del Louise. Una vez en el mirador, se puede optar por volver por el mismo camino o enganchar el recorrido con distintos senderos, cada uno igual de imperdible. Una de las opciones más exigentes pero a su vez más recompensadas, es elegir el camino que lleva al Devils Thumb. Desde allí se logra una vista panorámica única, pudiéndose ver el Lago Louise, el Lago Agnes y el glaciar Victoria, todo desde un mismo lugar. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?