Carolina de Mónaco triste: murió un talentoso y admirado amigo

Carolina de Mónaco triste: murió un talentoso y admirado amigo

Un diseñador reconocido mundialmente dejó de existir hace pocos días en los Estados Unidos, dejando compungidos a muchas celebridades y royals que lo consideraban un verdadero gurú.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

Mario Villa, un diseñador multitasking que creó muebles, pinturas, esculturas y joyas distintivas, murió hace pocos días debido a las complicaciones de una cirugía a corazón abierto que se realizó en el Hospital de Rehabilitación Ochsner, según informó su propia hermana, Maria McCulloh.

Mario Villa.

El creativo, que tenía 68 años, era gran amigo de la princesa Carolina de Mónaco y el diseñador Karl Lagerfeld, y en su lista de clientes figuraban Ivana Trump, Kevin Costner, Carol Burnett Joanne Woodward, entre otros.

Villa era mundialmente famoso por su capacidad para el diseño de muebles y joyas, pero también descollaba en la escultura y la pintura. Dirigió su galería homónima "Magazine Street", que fue una de las primeras en Nueva Orleans dedicada a exhibir arte contemporáneo, durante décadas.

Los editores de revistas especializadas lo describían como "un verdadero showman y un hombre extraordinario ". El trabajo de Villa, que se presentó en publicaciones como Architectural Digest y Elle Décor, atrajo la atención generalizada de empresarios, millonarios y personalidades mundiales que querían comprar sus joyas y esculturas y amueblar sus hogares con sus productos.

Cuando se le preguntaba por su cartera de clientes famosos y exclusivos, Villa decía: “Me encanta trabajar con clientes que presentan un desafío porque me dan la oportunidad para superarme a mí mismo”.

Una joya diseñada por Villa.

Originario de Managua, Nicaragua, Villa era hijo del arquitecto Julio Villa, que coleccionaba piezas precolombinas. Desde niño se mostró interesado en crear arte, y es conocida la anécdota familiar en donde se cuenta que pintó las paredes y la puerta de su dormitorio de manera extravagante dejando atónitos a sus padres. Tuvo su primera exposición en una galería cuando tenía 16 años, y la puerta del dormitorio era parte de esa exposición. "Un hombre quería comprarlo", cuenta su hermana. "Mi hermano simplemente le respondió: 'No, esa es mi puerta'".

Escritorio y silla diseñados por Villa.

En sus diseños, tanto de arte como de muebles y joyas, "el estilo de Mario estaba arraigado en el pasado histórico, particularmente en los imperios griego y romano", expresó Diane Labouisse, escritora de Nueva Orleans, amiga y coleccionista de joyas de Villa desde hace mucho tiempo. "Se remonta al movimiento y la gracia de los muebles y joyas grecorromanos".

La joyería refleja un estilo particular: sus piezas muestran a menudo perfiles de figuras como dioses, diosas o personajes históricos, como Napoleón. A pesar de que cada pieza era nueva, Labouisse describió que "cada una de ellas parece que tuviera miles de años".

Villa y su familia se vieron obligados a huir de Nicaragua durante la revolución sandinista a mediados de la década de 1970. Después de estudiar en la Universidad de Bath en Inglaterra, llegó a Nueva Orleans para terminar su educación y construir su carrera como artista y, más tarde, como emprendedor.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?