Meghan Markle y el príncipe Harry podrían dejar EE.UU. e instalarse en una lejana isla

Meghan Markle y el príncipe Harry podrían dejar EE.UU. e instalarse en una lejana isla

La gobernadora de Nueva Zelanda confió a la prensa que los duques de Sussex quedaron encantados con esa nación y su naturaleza y tranquilidad. "Sería un bello lugar para criar una familia", expresaron.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

Antes de que Meghan Markle y el príncipe Harry dejaran Gran Bretaña y decidieran establecerse en los Estados Unidos, fue otro el país en el que pensaron vivir.

Hoy los duques de Sussex son una pareja que se habitúa cada vez más al estilo de vida californiano, pero la gobernadora general de Nueva Zelanda, Patsy Reddy, fue la que dijo que en un momento de sus vidas esa isla fue evaluada por el matrimonio para establecer residencia.

La mujer que representa a la reina Isabel en el país de Oceanía, expresó a Associated Press que Harry y Meghan se interesaron mucho y pensaron en mudarse a la isla de los kiwis cuando hicieron su gira real por el Pacífico Sur en 2018.

"Recuerdo que acababan de ir al Parque Nacional Abel Tasman cuando nos sentamos y tomamos una copa, y dijeron que podían imaginarse viviendo en un lugar como este. Se preguntaron si pensamos que sería teóricamente posible, y de hecho pidieron mi opinión en cuanto a si me parecía que lograrían tener una vida tranquila aquí en Nueva Zelanda", recordó Reddy.

"Por supuesto que les contesté que sí, y que hay muchas oportunidades para vivir en Nueva Zelanda, pero que sería una aventura y deberían estar dispuestos a explorar", continuó la política. "Estaban analizando cómo podrían criar mejor una familia", especificó.

Meghan y Harry en Nueva Zelanda.

Reddy agregó que Meghan, de 40 años, y el príncipe Harry, de 36, quedaron impresionados por la gente amigable de Nueva Zelanda y el acceso al aire libre. "Me pareció una pareja encantadora, y espero que tengan un gran futuro donde están", dijo Reddy.

Justo antes de que Meghan y Harry comenzaran su gira 2018 por Australia, Nueva Zelanda, Tonga y Fiji, anunciaron que estaban esperando su primer hijo. Su hijo Archie Harrison nació en mayo de 2019.

Este junio, dieron la bienvenida a su segundo bebé, en este caso una hija llamada Lilibet Diana. En marzo de 2020, la pareja se mudó a California, viviendo en Los Ángeles durante unos meses antes de comprar una casa a unas 90 millas al norte en Montecito.

"Tener un espacio al aire libre donde pueda pasear con Archie y pasear en familia y con los perros era mi prioridad. Hoy en nuestro hogar hacemos caminatas o bajamos a la playa, que está muy cerca", dijo Harry.

"Lo que más disfruto es colocar a mi hijo en la parte trasera de la bicicleta, en su pequeño asiento de bebé, y llevarlo a pasear: es algo que nunca pude hacer cuando era joven. Verlo de reojo, y darme cuenta de que tiene sus brazos extendidos, e ir charlando y descubriendo nuevas palabras, es un placer", compartió Harry sobre su vida cotidiana. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?