Qué significa cuando decimos que un vino tiene "cuerpo"

Qué significa cuando decimos que un vino tiene "cuerpo"

Es un término muy usado a la hora de describir los diferentes estilos de vinos que hay en el mercado. Cuando se debe utilizar y de qué forma.

Federico Lancia

Federico Lancia

Son bastantes los términos específicos que podemos escuchar de los especialistas para describir un vino. Vamos a ir desentrañando estos mismos para que puedas comprender y también comprobar a qué se refieren cuando están hablando de estas cosas en una degustación o cuando alguien aduce ciertas cosas sobre la etiqueta que estamos probando. 

En particular, cuando hablamos del "cuerpo" del vino, nos referimos específicamente al peso en boca que tiene el líquido. Que tan pesado o líquido se siente el vino. Esto depende de la combinación de varios factores: la presencia de taninos (que están en la piel de las uvas), la extracción (que es cuando tiempo pasan esas pieles con el líquido en la elaboración), la acidez o el azúcar presente en el mismo. 

Un vino puede tener mucho cuerpo, ser de cuerpo medio o simplemente ligero. Comparemos con algo más común como la leche. Tendrá menos cuerpo aquella descremada, cuerpo medio la entera y la crema será corpulenta. 

Por cual, podemos determinar que el término cuerpo no es exclusivo del vino, sino que es aplicable a otras bebidas, como la cerveza o el café. Siempre teniendo en cuenta que en la combinación de ingredientes, por ejemplo si agregamos leche al café, lo que hacemos es modificar el cuerpo de esa bebida.

Que un vino tenga cuerpo no lo hace de mejor calidad que uno ligero. Siempre dependerá del estilo del vino y de su concepto general. Es muy probable que un Cabernet Sauvignon, que reposó más de uno año en barricas de roble sea más denso y con cuerpo que un Sauvignon Blanc joven del año, aromatico y vibrante, pero los dos pueden resultar maravillosos. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?