Las ventajas de colocar césped artificial en tu jardín

Las ventajas de colocar césped artificial en tu jardín

El uso de césped artificial en el jardín crece de la mano de los beneficios que aporta el mismo.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Ya te contamos cuáles son los tipos de césped que puedes elegir para tu jardín. En esta oportunidad, compartimos todo lo que hay que saber acerca del césped artificial o sintético, desde sus ventajas hasta los aspectos negativos que puede presentar. No te pierdas los detalles.
 

Fuente: pixabay.com

Césped artificial: las ventajas que ofrece para el jardín del hogar

Lo primero que hay que decir es que el césped artificial ha evolucionado de manera notoria en el transcurso de los últimos años. Dicho de otra manera, ya no es aquella versión rústica que evidenciaba su condición con facilidad. Por lo contrario, ahora es posible encontrarlo en modelos tan sofisticados como parecidos al natural.

Por otro lado, una de las ventajas más importantes que ofrece para el jardín es que prácticamente no requiere de mantenimiento, a diferencial del original que necesita de cuidados constantes, entre ellos el de cortar y regar.

En línea con esto, el césped artificial o sintético es ideal para cualquier época del año. Tolera las temperaturas extremas del verano y del invierno y siempre mantiene su particular tono verde, incluso estando ubicado en zonas de la casa no alcanzadas por la luz solar.

Además de lo que aporta a nivel estético, este tipo de césped ofrece beneficios en lo ecológico y sustentable, lo cual se debe a que suele ser reciclable y a que, al no requerir de regados, ayuda al ahorro de agua.
 

Todo lo que hay que tener en cuenta antes de instalar césped artificial


Si bien las ventajas que tiene el uso de este césped son numerosas, no todo es color de rosa cuando se piensa en su aplicación.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que su compra e instalación puede implicar un gasto considerable, aunque más bien se trata de una inversión que luego se recupera con el paso del tiempo y el ahorro en recursos y jardinería.

Por otra parte, también puede conllevar un trabajo importante. Esto se debe a que, cuando se coloca sobre superficies naturales, es necesario instalar previamente una capa antihierbas, de forma tal que del suelo no crezca nada que pueda dañar el césped.

También es cierto que hay que tener cuidado con las caídas sobre este césped, ya que las mismas pueden resultar dañinas y lastimar la piel.

Por último, y por más que pueda parecer una obviedad, hay que decir que la principal desventaja que tiene el césped artificial es que no es natural. En otras palabras, quizás sea eficaz en términos estéticos, pero jamás podrá reemplazar la frescura y la elegancia que aporta la versión original.



Teniendo en cuenta todo lo mencionado, ¿qué piensas acerca de utilizar césped artificial en el jardín?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?