Limpieza profunda

Chao bacterias: el truco más práctico para desinfectar tu colchón

Convierte tu colchón en un refugio limpio y acogedor, para un mejor descanso y libre de bacterias.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor miércoles, 29 de mayo de 2024 · 13:31 hs
Chao bacterias: el truco más práctico para desinfectar tu colchón
Esta limpieza no la puedes pasar por alto. Foto: Archivo

Pasamos aproximadamente un tercio de nuestras vidas durmiendo, y es urgente que el colchón, donde reposamos, esté libre de bacterias, ácaros y gérmenes. Aunque cambiemos las sábanas regularmente, el colchón puede acumular polvo, células muertas de la piel y otros contaminantes. Por eso, desinfectarlo es esencial. 

Para empezar, es fundamental limpiar el polvo acumulado en el colchón. Utiliza una aspiradora con un accesorio de cepillo para aspirar ambos lados del colchón, prestando especial atención a las costuras y los bordes donde puede acumularse más polvo. Este paso preliminar ayuda a eliminar partículas grandes y preparar la superficie para una limpieza más profunda.

El vapor elimina los gérmenes.

Luego, es momento de exponer el colchón al sol. Si es posible, saca el colchón al aire libre en un día soleado. La luz solar es un desinfectante natural que ayuda a matar bacterias y ácaros, además de eliminar olores no deseados. Deja el colchón al sol durante al menos unas horas, volteándolo para que ambos lados reciban luz solar directa.

Una vez que has aprovechado la luz del sol, es hora de desinfectar a fondo tu colchón con una limpieza a vapor. Este penetra en las capas del colchón, eliminan gérmenes y ácaros que pueden haberse alojado profundamente en el tejido. Este método es ideal para una limpieza profunda y es especialmente útil para personas con alergias o sensibilidad a los ácaros del polvo.

El bicarbonato de sodio neutraliza los olores.

Otro truco sencillo y económico es el uso de bicarbonato de sodio. Espolvorea generosamente sobre toda la superficie del colchón. El bicarbonato es conocido por sus propiedades para neutralizar olores y refrescar los tejidos. Déjalo actuar durante al menos 30 minutos para que pueda absorber la humedad y los olores. Luego, aspira el bicarbonato utilizando la aspiradora con el accesorio de cepillo, asegurándote de eliminar cualquier residuo.

Para una desinfección más profunda, puedes utilizar un spray antibacteriano. Opta por un producto seguro y adecuado para telas. Rocía ligeramente el spray sobre toda la superficie del colchón, cuidando de no empapar el tejido. Después, utiliza un paño humedecido en agua tibia y bien escurrido para limpiar la superficie. Esto ayudará a eliminar cualquier residuo de spray y asegurará una limpieza más completa.

Archivado en