3 canciones de Julio Iglesias dedicadas a amores de su vida

3 canciones de Julio Iglesias dedicadas a amores de su vida

Un artista y galán en todas sus letras: Julio Iglesias siempre derrochó simpatía con cierto cinismo entrañable y encanto dedicado a las mujeres. Entérate quiénes fueron las afortunadas.

MDZ Espectáculos

Julio Iglesias siempre tuvo alma de conquistador y a eso nunca nadie le pudo ganar ni discutir. Hasta llegó a decirse que salió con 3.000 mujeres. Estas 3 canciones creadas especialmente esconden mensajes en sus letras dedicadas a las mujeres que pasaron alguna vez por su vida.

A cada uno de sus éxitos musicales se le tiene que sumar su fama indomable de juerguista, promiscuo y semental. A cada lugar que iba, se hacía sentir. Nunca pasaba desapercibido por su encanto. Pero más allá de eso, sus canciones –en su mayoría– esconden mensajes a las mujeres que lo hicieron sentir algo profundo en su vida.

Aunque muchos lo desconozcan, quien no podría librarse de recibir una canción dedicada especialmente, es a Isabel Preysler, la madre de sus 3 primeros hijos. A ella –según dicen– le dedicó su éxito Hey! Esta dedicatoria fue en el año 1980 y precisamente no fue para mandarle un buen mensaje.

"No vayas presumiendo por ahí, diciendo que no puedo estar sin ti, ¿Tú qué sabes de mí? Ya sé que a ti te gusta presumir, decir a los amigos que sin ti ya no puedo vivir" es una parte de lo que dice la canción Hey!

Para ese entonces, la relación era muy tormentosa, por las constantes infidelidades de Julio. Así fue que en 1979 la pareja acabó separándose, cuando recién se aprobada la ley del divorcio. Cabe destacar que aunque siempre supieron mantener una relación cordial, en las letras de sus canciones, Julio le mandaba bastantes mensajes indirectos.

Tras ovaciones cerradas, gritos y piropos de todo tipo Julio le dedicó y demostró su amor a Miranda Rijnsburger en mitad de un concierto: “Es lo que más he querido en mi vida”. Fiel a su estilo inspirador y conquistador, le dedicó hermosas canciones como “Caruso” y “El amor”. Tras el fraseo de su voz bastó para que el mensaje fuera recibido con complicidad.

Así fue como el cantante, luego de las emotivas palabras de cariño a su mujer Miranda, –quien estaba presente junto a los hijos que tienen en común– le dedicó la canción “Ne me quitte pas” del cantautor francés Jacques Brel.

Y por último, con el carisma que siempre lo caracterizó, le dedicó el tema "De niña a mujer" a su hija Chábeli con quien tiene una linda y afectuosa relación. Es una canción que le escribió cuando ella había cumplido 12 años.

Seguramente, entre tantos privilegios que le otorgó la vida rodeado de mujeres, amores, y affaires, sean muchas más las canciones que lo inspiraron a ser quien llegó a ser, un artista indiscutible, galán y entrañable encantador de mujeres.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?