SE SACABAN CHISPAS

Sylvester Stallone confesó por qué se odiaban con Arnold Schwarzenegger

Grandes amigos en la actualidad, los dos actores tenían diferencias en la década de los '80 por ser enormemente competitivos. ¿Qué sucedió?

MDZ Entretenimiento
MDZ Entretenimiento jueves, 17 de noviembre de 2022 · 11:15 hs
Sylvester Stallone confesó por qué se odiaban con Arnold Schwarzenegger

Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger son dos de los grandes íconos de Hollywood en lo que respecta al cine de acción. Conocidos además por interpretar a grandes personajes en las producciones que encabezaron, hoy los une una hermosa amistad y camaradería. Lo que quizá muchos no sabían es que en algún momento llegaron a odiarse.

Hoy trabajan juntos, comparten actividades y se los ve posando siempre ante las cámaras como los grandes amigos que son. Pero en la década de los '80, en pleno furor de ambos, la buena onda no era una característica que tuviesen entre ambos y así lo confesó el propio Stallone.

Sylvester logró ponerse en la piel de inolvidables protagónicos en sus mejores tiempos. Es cierto que sus dos puntos máximos fueron los de las sagas Rocky y Rambo, motivo por el cual ambas se convirtieron en una verdadera franquicia, pero el actor de 76 años tuvo un sinfín de filmes para nombrar.

Arnold por su parte apareció como icónico en la saga Terminator, pero tampoco hay que olvidar a Predator, Conan el Bárbaro y Comando. Lo cierto es que el artista de 75 años, quien fuera después gobernador de California, también demostró ser muy multifacético en su rol.

En charla para Forbes, Stallone dio detalles sobre la rivalidad que sostenía con su colega en aquel entonces, destacando el hecho de que el madurar por parte de ambos y las experiencias similares los ha hecho bastante cercanos con el paso de los años.

“En verdad nos detestábamos inmensamente. Éramos... esto puede sonar un poco vanidoso, pero creo que éramos pioneros en un tipo de género en ese momento y realmente no se ha visto desde entonces”, comenzó detallando Syl.

Luego agregó: “Entonces, vino la competencia, porque es su naturaleza, él es muy competitivo y yo también... y pensé que en realidad ayudó, pero fuera de la pantalla aún éramos competitivos y eso no era algo saludable en absoluto, pero nos hemos vuelto realmente buenos amigos”.

Con el paso de los años lograron forjar un fuerte vínculo y hasta protagonizaron juntos la saga de Los Indestructibles, que contó con tres películas hasta el momento. Ellos son el claro ejemplo de cómo una rivalidad logró quedar atrás con el tiempo, entendiendo que ambos fueron y son brillantes, y que no había motivo por el cual tener una rivalidad. En definitiva, siempre fueron más similares y con cosas en común, que las diferencias que tenían.

 

Archivado en