El superávit comercial alcanzaría US$ 14.000 millones en 2019

Las importaciones cerrarían 2019 en la zona de US$ 51.000 millones y habría un tibio avance de las ventas externas (+5% i.a.), que acumularían US$ 65.000 millones este año, impulsadas en parte por la baja base de comparación que dejó la sequía de 2018 y los mayores saldos exportables que arroja una demanda interna deprimida, según un informe de Ecolatina.

Redacción MDZ

El superávit comercial alcanzaría US$ 14.000 millones en 2019

El superávit comercial alcanzaría US$ 14.000 millones este año y es posible que sea "el único brote verde" en 2020, con un estimativo de US$ 19.000 millones, de acuerdo con un informe de la consultora Ecolatina.

"Desde mediados del año pasado se derrumbaron casi todos los indicadores económicos: el consumo interno, la inversión, el gasto público, etc. Sin embargo, hay una variable que mejoró sustancialmente, en parte por el deterioro de las demás: la balanza comercial de bienes", indicó Ecolatina.

La mejora del saldo comercial se mantendrá en la segunda mitad del año, y el superávit comercial de bienes rondaría US$ 14.000 millones en 2019, resultado que sería explicado por una importante caída de las importaciones (-22% i.a.).

Las importaciones cerrarían 2019 en la zona de US$ 51.000 millones y habría un tibio avance de las ventas externas (+5% i.a.), que acumularían US$ 65.000 millones este año, impulsadas en parte por la baja base de comparación que dejó la sequía de 2018 y los mayores saldos exportables que arroja una demanda interna deprimida.

En tanto, "en 2020, el frente externo será otra vez una estrella solitaria dentro de una economía argentina golpeada en la mayoría de sus partes. Esperemos que también aporte los dólares necesarios para enfrentar los servicios de deuda relevante".

"Proyectamos un superávit comercial cercano a US$ 19.000 millones para el año que viene, un récord histórico medido en dólares corrientes", detalló.

Señaló que "un resultado positivo de esta magnitud será fundamental por dos motivos. Por un lado, por su impacto tradicional sobre los sectores transables. Por el otro, porque el sector privado aportará dólares frescos para los pagos de deuda que el sector público debe realizar".

"En consecuencia, si este superávit no se materializara, y no aparecen fuentes de financiamiento alternativas como por ejemplo asistencia china, los pagos de deuda del año próximo deberían reestructurarse. Aunque tampoco puede descartarse un escenario de default con un superávit de 5% del PBI, lo cierto es que sin él sería casi inevitable", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?