¿Misión imposible?

Con el aumento de transporte y los salarios pisados, cuánto saldrá ir a trabajar desde mayo

Un empleado del AMBA que tenga un salario promedio, destinará hasta un 66% de sus ingresos en viáticos vinculados al trabajo.

Brenda Funes
Brenda Funes miércoles, 24 de abril de 2024 · 08:01 hs
Con el aumento de transporte y los salarios pisados, cuánto saldrá ir a trabajar desde mayo
Solo en mayo, el subte subirá 376% %. Foto: Juan Mateo Aberastain Zubimendi

El presidente Javier Milei celebró con bombos y trompetas el logro de los superávits gemelos después de 16 años. El problema radica en que para llegar a estos índices positivos, el Gobierno pasó la motosierra en dos pilares claves de la sociedad: los jubilados y la quita de subsidios. Como consecuencia directa, el poder adquisitivo cayó, y el argentino de a pie destina, cada vez, un mayor porcentaje de su salario a cubrir los viáticos vinculados al trabajo.

Específicamente, y como parte del plan de sinceramiento de precios, a partir de mayo, sube nuevamente el boleto de transporte público: tren y subtes. Mientras que, aún no se define qué pasará con la tarifa de los colectivos, pero todo parece indicar que el Gobierno retrasará el aumento para junio, y así, evitar que se le dispare la inflación.

Una de las formas de medir el impacto de la inflación en el bolsillo de los argentinos es calcular cuánto dinero gasta en ir a trabajar en el AMBA, y qué porcentaje de su salario destina a ello.

El fuerte desplome del poder adquisitivo hace que los argentinos destinen cada vez un porcentaje mayor de su sueldo para ir hasta su lugar de trabajo.

Transporte por las nubes

Suponiendo que el trabajador utiliza el transporte público, tiene cinco opciones para desplazarse hasta el lugar de trabajo: tren, colectivo, subte y Premetro.

Dentro de la Ciudad de Buenos Aires es posible movilizarse con un solo medio de transporte, o dos si el punto de llegada es a trasmano –por ejemplo, de Caballito Sur a Palermo-. Mientras que, para quienes parten de territorio bonaerense, no hay mucho transporte directo: desde zona oeste y sur, se necesitan dos o tres transportes, mientras que para quienes se movilizan desde zona norte cuentan con más movilidad y pueden necesitar uno o dos boletos.

Desde el 1 de mayo, la tarifa general del subte pasará a ser de $574 –lo que representa una suba del 359%-, y a partir del 15 del mismo mes, aumentará nuevamente a $667 -lo que representa un incremento del 17%-.

En el caso del Premetro, su valor aumentará en porcentajes similares en dos veces. De esta manera, a partir de 1 de mayo costará $200 –lo que implica un incremento  del 359%-; y desde el 15, $264 –lo que implica una suba del 30%-.

El pasaje en tren con la SUBE registra saldrá $200 para la sección 1; $260 para la sección 2; y $320 para la sección 3.

El pasaje en colectivo con la SUBE registra –por el momento- no sufriría modificaciones. Su precio, según el kilometraje: entre 0 y 3 kilómetros, $270; entre 3 y 6 km, $300,78; entre 6 y 12 kilómetros, $323,95; tramos entre 12 a 27 km, $347,15; y más de 27 km, $370,18.

Una persona que se moviliza en subte desde zona norte como Villa Urquiza o centro-oeste como Flores hasta el Obelisco necesita $125 por tramo, es decir, gasta $1.148 por día, $5.740 por semana y $22.960 al mes. Costo de viático que aumentarán un 17% desde el 15 de mayo.

El aumento del transporte es lo que más peso tiene en gastos diarios para ir a trabajar.

Sí, por ejemplo, se traslada en colectivo desde Belgrano hasta Santa Fe y 9 de julio (tercera sección) necesitará $323,95. Lo que hace a un gasto diario de $647,90; un semanal de $3.240 y un mensual de $12.958.

En el caso de alguien que viene de zona oeste, tiene la Línea 57. El servicio que une el barrio porteño de Once con la terminal de Luján cuesta $1924. Lo que hace a un gasto diario de $3.848; un semanal de $19.240 y un mensual de $76.960.

Suponiendo que tenga un esquema híbrido de dos días presenciales, y deba combinar con subte a otra zona más céntrica de CABA, ese trabajador bonaerense necesitará $19.969 la primera quincena y $20.728 la segunda. Lo que hace a un total mensual de casi $41.000.

Desde zona sur, por ejemplo, desde Gutiérrez hasta Constitución, se necesitan un pasaje en el tren Roca, y si de ahí quiere movilizarse a alguna zona específica de CABA, un subte. Esta persona tiene un gasto fijo de $640 por día, $3.200 por semana y $12.800 al mes.

¿Comprar comida o llevar una vianda?

En una jornada de trabajo promedio de 8 ó 9 horas, otra cuestión  tener en cuenta en la ecuación final de costos es el almuerzo y la colación de media mañana y/o de la tarde. Suponiendo una fruta, la yerba para el mate, alguna galleta y comida que se lleva desde la casa, se calcula promedio en $4.000 al día. Lo que se traduce en un gasto semanal de $20.000 y un mensual de $80.000.

La alternativa más económica para llegar a fin de mes es llevar la vianda del trabajo desde casa.

Si por cuestiones de tiempo o preferencia personal, el trabajador prefiere comprar alguna vianda en la zona de su trabajo, las alternativas son varias:

  • Un sándwich de milanesa con tomate y lechuga sale $4.500.
  • Una ensalada con pollo pequeña está en los $5.000.
  • Una tortilla en los $3.500
  • La comida por peso por $7.200 el kilo, o sea que una ración podría salir unos $4.300.
  • Una gaseosa de medio litro está $1000 en un supermercado y hasta $1.300 en locales del microcentro.

En números

Para graficar el gasto mensual, si se toma a un empleado porteño que va todos los días presencial al trabajo, toma un solo colectivo, lleva su vianda desde la casa 4 veces por semana y una vez compra en la zona de su oficina, gasta mensualmente $52.000.

Otro ejemplo, de alguien que viaje desde zona oeste en Provincia a Capital dos veces por semana (esquema híbrido de trabajo), lleve cuatro viandas desde su casa y compre un almuerzo durante la semana, necesitará de $80.000 en comida, y $41.000 si viaja utilizando un colectivo y un subte. Lo que hace a un total de $121.000.

Salarios por el piso

El último dato del índice RIPTE (Remuneración Imponible de los Trabajadores Estables), que se conoció a fines de marzo sobre el salario promedio en febrero, fue de $619.007,05 bruto. Es decir, en mano, al trabajador le quedan $ 513.000. Valor que, al igual que en enero, se ubicó por debajo de la canasta familiar de pobreza.

El sueldo promedio de un empleado de oficina con cierta experiencia es de $400.000.

Ahora bien, contrastando estos números con los viáticos de comida y transporte para el trabajo, una persona que gana un sueldo promedio destina entre un 11% (full presencial con un colectivo en CABA) y un 24% (presencial con un colectivo y un subte) de sus ingresos. Porcentaje que se eleva a un 66% si la persona tiene esquema full presencial y debe trasladarse desde zona oeste a CABA.

Sin embargo, la realidad es que muchos trabajadores están por debajo del RIPTE y tienen un salario promedio de $400.000, tomando como referencia a empleados de oficina con cierta experiencia.

En este caso, destinan entre un 13% de salario a los viáticos de transporte y comida para ir a trabajar (full presencial con un colectivo en CABA) y un 31% (presencial con un colectivo y un subte) de sus ingresos. Porcentaje que se eleva a un 72% si la persona tiene esquema full presencial y debe trasladarse desde zona oeste a CABA.

Estas cifras, sin tener en cuenta alquiler, el costo de mantener una vivienda, el resto de las comidas del día, o alguna salida mensual destinada al entretenimiento. Los salarios van muy por detrás de la inflación y el poder adquisitivo continúa desplomándose. Mientras tanto, los argentinos recurren al pluriempleo, el endeudamiento y/o múltiples alternativas de ahora para llegar a fin de mes.

Archivado en