En el Congreso

Monotributo: en medio de la recesión, el proyecto perjudica a las categorías bajas

El proyecto de ley que está en Congreso para modificar el impuesto sube los topes de facturación, pero se queda corto en los montos de alquileres y otros puntos. Cuáles son los riesgos de los cambios.

Diana Chiani
Diana Chiani viernes, 19 de abril de 2024 · 17:04 hs
Monotributo: en medio de la recesión, el proyecto perjudica a las categorías bajas
El proyecto para modificar el monotributo está en manos de los diputados nacionales Foto: MDZ

El proyecto de ley que se debate en el Congreso de la Nación y ahora está en la cámara de Diputados para modificar el monotributo iría en contra de la mayoría de los monotributistas, que son los que se encuentran en las categorías más bajas. En este marco, si bien se subirán los topes de facturación y, por ende, las cuotas que hay que pagar esto no alcanzaría para compensar la difícil situación que atraviesa el sector. Los límites más altos irían a compensar la mayor facturación por ventas debido a la inflación y no por mayor ganancia. Sin embargo, hay cifras que siguen igual y que van a afectar a los que menos facturan.

Desde Monotributistas Asociados de la República Argentina (MARA) explicaron que el aumento de los topes de las categorías beneficia solo al 7% de los que están bajo este tributo y que se encuentran en las categorías más altas. En tanto, perjudica al 93% restante de todo el universo monotributista. Los que hoy se encuentran comprendidos en la categoría “G” hasta la Categoría "K" se ven beneficiados al bajar de categoría con este nuevo Proyecto de Ley porque o van a una categoría menor o van a pagar menos de lo que aportan hoy.

El aumento de los topes que se incrementaron respecto del borrador de marzo con un tope en la Categoría K de $ 68.000.000 anuales con el fin de evitar que los monotributistas salten al régimen general, lo que no solo implica una cuota más alta sino tener que meterse a un intrincado mundo impositivo difícil de llevar adelante.

Pese a que el proyecto de Ley aumentó los topes, no se ha tocado el monto por alquiler del borrador de marzo; dicho tope de alquiler también se considera como parámetro para entrar o no en determinada categoría. En este marco, los monotributistas categoría A y B que alquilen y paguen más de $ 87.500 mensuales por la renta ($1.050.000 anuales) aproximadamente, saltarán automáticamente de categoría.

Por este motivo, desde MARA aseguraron que esto atenta contra todas las categorías ya que los topes de dicho parámetro deben actualizarse y deberían ser del 35% de los topes de facturación. De este modo, las modificaciones van contra las categorías más bajas que, además, viven el agravante de una recesión y baja de ventas.

Entre otras modificaciones que plantea la propuesta legislativa también hay que mencionar que se eleva el precio unitario máximo por venta de cosas muebles a $ 385.000. Por otro lado, las locaciones de servicios y venta de cosas muebles podrán facturar hasta el límite de la categoría K, que son hasta $68.000.000 anuales.

“A esto se suma una potestad que se le da al Ejecutivo para aumentar la cuota y el tope cuando lo desee durante 2024”, alertó Noelia Villafañe, presidenta de la Asociación de Monotributistas. En este marco, la contadora no solo destacó la inseguridad jurídica que esto genera, sino que es “peligroso porque afecta el principio de certidumbre paritaria”.

Los monotributistas están altamente impactados por la recesión.

En medio de la crisis que afecta tanto a la venta de bienes como de servicios, el monotributo –que tiene su discusión paralela dentro del paquete fiscal de la Ley Bases- tendría un aumento mínimo de 130%. Porcentaje que se suma al ya establecido a principios de año, que fue de un 110% desde enero en comparación con las de 2023. “La mayoría de los monotributistas que son los que actualmente se encuentran en las categorías de Monotributo Social, categoría A, B, C, D, E y F serán perjudicados con una cuota mayor y la misma facturación”, subrayó Villafañe.

Claves para mejorar el proyecto                                                                          

La Asociación es muy activa en la defensa de los monotributistas y ya ha tenido diversas reuniones con legisladores nacionales para plantear este problema. Entre otras cosas, para evitar pagos injustos o imposibles que inciden en la baja del monotributo, desde MARA solicitan la instauración de un mínimo no imponible para que se ajusten hacia abajo las cuotas que establece el proyecto. “El objetivo es proteger a aquellos que tienen ingresos por debajo de la línea de pobreza y para el resto con el fin de que se beneficien igual que los monotributistas de la G hacia arriba o bien que nadie salga perjudicado”, justificó Villafañe.

Además, piden a los monotributistas una participación activa en la defensa de sus derechos, por lo que pueden apoyar y consultar dudas a través de la Asociación, que no cobra una cuota. Para ello, pueden sumarse al reclamo a través de la web www.monotributistasasociados.com.ar.

Por otra parte, desde MARA han propuesto que la Obra Social pase a ser de pago optativo. Es decir, que sea obligatorio afiliar al monotributista, pero que si este no lo hace tenga la opción de no pagar ese componente. También, que se deje de lado el poder de que el Ejecutivo modifique la cuota a su gusto y que exista la opción de reincorporar al Régimen de Monotributo a aquellos que fueron excluidos de oficio o salieron del sistema de manera voluntaria.

Archivado en