Opinión

Hacia una economía sustentable: alcance, interdependencia y transparencia

En el vertiginoso teatro global de la economía, emerge una imperiosa necesidad de un cambio profundo y responsable.

Pablo Rutigliano martes, 7 de noviembre de 2023 · 10:00 hs
Hacia una economía sustentable: alcance, interdependencia y transparencia
En un mundo que se enfrenta a una serie de desafíos ambientales y sociales, la sustentabilidad se alza como el faro orientador. Foto: shutterstock

Un cambio que trascienda más allá de los límites convencionales, que reconozca la interdependencia de cada modelo económico y su intrínseca conexión con la sociedad. En el epicentro de esta transformación, yace la noción esencial de la sustentabilidad,
como una fuerza motriz que requiere la unión sinérgica del Estado, las corporaciones, los consumidores, la tecnología, la sociedad y el medio ambiente

En un mundo que se enfrenta a una serie de desafíos ambientales y sociales, la sustentabilidad se alza como el faro orientador que nos señala el camino hacia un futuro equitativo y próspero. Se trata de un llamado imperativo, una convocatoria a la acción colectiva para abrazar un enfoque holístico que trascienda las limitaciones sectoriales y promueva una armonía duradera entre el progreso económico y la preservación del entorno natural. 

La esencia misma de la sustentabilidad radica en la comprensión de que cada componente de la sociedad moderna está entrelazado en una red intrincada de interdependencias. El Estado, como actor principal y regulador, tiene la responsabilidad de establecer un marco jurídico robusto que fomente la cooperación entre las empresas, empoderando a las entidades corporativas para que integren prácticas sostenibles en sus operaciones diarias. Los consumidores, a su vez, deben ejercer su poder adquisitivo de manera consciente, demandando productos y servicios que estén alineados con prácticas éticas y respetuosas del medio ambiente. 

Cada acción individual, tiene un impacto en la preservación del planeta. Foto: MDZ.

La tecnología, un motor omnipresente en la sociedad contemporánea, desempeña un papel crucial en la promoción de la sustentabilidad. Desde la innovación en energías renovables hasta el desarrollo de soluciones digitales para la monitorización y reducción de la huella de carbono, la tecnología ha demostrado ser una aliada invaluable en la lucha por un futuro sostenible.
No obstante, la creación de un ecosistema sustentable no se limita a la cooperación entre los actores mencionados. La sociedad en su conjunto debe adoptar un enfoque proactivo, fomentando la conciencia ambiental y social a través de la educación y la sensibilización. La comunidad en su totalidad debe comprender y abrazar los principios de la sustentabilidad, reconociendo que cada acción individual, por pequeña que sea, puede tener un impacto significativo en la preservación del planeta y en la creación de un entorno propicio para las generaciones venideras.

Por otro lado, el entorno natural, como componente intrínseco e irremplazable de nuestro ecosistema global, debe ocupar un lugar central en la agenda de la sustentabilidad. La protección de los recursos naturales, la conservación de la biodiversidad y la mitigación de los efectos del cambio climático son desafíos imperativos que requieren una atención inmediata y una acción
concertada a nivel internacional. 

En este contexto, la tokenización emerge como una herramienta revolucionaria que promueve la transparencia y la equidad en la redistribución económica. La implementación de procesos de tokenización no solo garantiza la trazabilidad de las transacciones, sino que también fomenta una mayor participación e inclusión en la toma de decisiones económicas. Al otorgar a cada participante un acceso equitativo y transparente a la economía, la tokenización allana el camino hacia una distribución más justa de los recursos y una mayor responsabilidad en la gestión de los activos económicos.

El entorno natural,  debe ocupar un lugar central en la agenda de la sustentabilidad. Foto: MDZ.

Para que esta visión de una economía sustentable se convierta en una realidad palpable, es esencial que los líderes y responsables de la toma de decisiones a nivel global adopten un enfoque proactivo y colaborativo. La implementación de políticas y marcos regulatorios que fomenten la adopción de prácticas sostenibles en todos los niveles de la sociedad se vuelve una prioridad ineludible. 

En última instancia, la creación de un mundo verdaderamente sustentable exige un compromiso colectivo y una visión compartida que trascienda las fronteras nacionales y culturales. Solo a través de la cooperación y la solidaridad global podremos abrazar un futuro en el que la prosperidad económica y el bienestar del planeta se entrelacen en perfecta armonía.

Pablo Rutigliano.

* Lic. Pablo Rutiglianopresidente y fundador de la Cámara Latinoamericana de Litio (Calbamerica).

Archivado en