Opinión

Educacíón financiera o la inversión convertida en el ahorro más confiable

Invertir es destinar una suma de dinero, que puede ser una parte o la totalidad de los ahorros, adquirir instrumentos que generen alguna ganancia, llamada interés, a cambio de un cierto riesgo.

Carina Egea martes, 7 de noviembre de 2023 · 08:33 hs
Educacíón financiera o la inversión convertida en el ahorro más confiable
El dinero que se ahorra mediante algún instrumento de inversión, nos permite afrontar situaciones de emergencia o imprevistas. Foto: MDZ

Muchas veces nos preguntamos para qué ahorrar. Y tanto a nivel personal como de nuestras empresas, el contar con fondos líquidos nos permiten poder afrontar diferentes objetivos o metas que se planteen. Desde el punto de vista de las personas cuando elaboramos nuestro presupuesto familiar es conveniente, de ser posible, destinar un porcentaje de los ingresos al ahorro. Este dinero, debe ser destinado a invertirlo en instrumentos que nos permitan poder planificar.

El dinero que se ahorra mediante algún instrumento de inversión, nos permite afrontar situaciones de emergencia o imprevistas, como una enfermedad o quedarse sin trabajo (es el denominado “fondo de emergencias” o “fondo de contingencias o imprevistos”), alcanzar metas de corto plazo, como comprar bienes y servicios más costosos (por ejemplo, una computadora, una heladera, un celular, zapatillas, irse de vacaciones) o de más largo plazo, como comprar una vivienda o un automóvil. Además, invertir nuestros ahorros nos permite darnos seguridad y bienestar a futuro.

Es importante plantearnos una meta de ahorro, es decir, un objetivo: “¿para qué ahorro?”. Esta meta debe ser concreta y alcanzable, estableciendo un plazo definido para concretarla. Ahora bien, cuando ahorramos, podemos hacerlo de manera formal o informal. Ahorro e inversión formal es cuando el dinero que ahorramos lo depositamos en una cuenta del sistema financiero o bursátil. De esta manera, nuestro dinero está resguardado ante una entidad autorizada, genera intereses o acompaña la evolución de determinadas variables, como puede ser la inflación o la devolución, a la vez que nos permite crear un historial crediticio.

Cuando ahorramos, podemos hacerlo de manera formal o informal. Foto: MDZ.

A diferencia de éste, el denominado ahorro informal es cuando dejamos nuestro dinero fuera del sistema financiero o bursátil, por ejemplo, cuando una persona dice que deja sus ahorros “debajo del colchón”, lo cual implica que lo dejamos bajo el riesgo de robos o pérdidas, como así también sin un rendimiento. 

Es por ello que es tan importante la educación financiera, mediante la cual aprendemos que el dinero que ahorramos es necesario invertirlo. Invertir es destinar una suma de dinero, que puede ser una parte o la totalidad de los ahorros, adquirir instrumentos que generen alguna ganancia, llamada interés, a cambio de un cierto riesgo.

Uno de los instrumentos de más bajo riesgo son los depósitos a plazo fijo. Hacer un plazo fijo implica depositar en el banco un monto de dinero, durante un plazo de tiempo determinado, para generar intereses a tu favor. Al finalizar el plazo, el banco te devuelve el dinero invertido inicialmente, más un dinero extra en concepto de intereses.

En el sistema bursátil existen las cauciones bursátiles o también denominadas popularmente como “plazos fijos a un día” mediante las cuales puedo obtener un rendimiento invirtiendo a partir de un día o más.

Podemos canalizar nuestros ahorros a la adquisición de dólar MEP. Foto: MDZ.

Junto con ello, existen otros instrumentos en nuestro país, que nos permiten ahorrar e invertir, como son los Fondos Comunes de Inversión, a través de los cuales dejamos en manos de profesionales la administración de los fondos que cada uno de los ahorristas suscriben.

Para aquellos que deseen instrumentos mas sofisticados o relacionados con otras variables, en el mercado de capitales se pueden acceder a títulos públicos vinculados con el índice CER o vinculados al dólar oficial, o canalizar nuestros ahorros a la adquisición de Dólar MEP o también llamado “dólar bolsa”, pasando por inversiones en instrumentos corporativos como pueden ser las obligaciones negociables y los Cedears.

Porque siempre es importante, no solo saber administrar nuestros gastos, sino en pensar y decidir sobre nuestros ahorros y su inversión.

Carina Egea.

* Carina Egea, presidente de Portfolio SA
@portfolio_finanzas

Archivado en