Los inversores minoristas finalmente están vendiendo sus acciones

Los inversores minoristas finalmente están vendiendo sus acciones

Así se desprende de un informe de JP Morgan que analiza los movimientos de la oferta bursátil.

Inversor Global

Inversor Global

Un informe de JP Morgan detalla que los inversores minoristas finalmente están abandonando sus posiciones en acciones. De esta forma, las ventas alcanzan los niveles más altos desde septiembre de 2020.

Para el estratega Peng Cheng, el abandono de la renta variable marca un antes y un después para los inversores minoristas que aguantaron, en su mayoría, la fuerte de liquidación de USD 15 billones de este año. “Ha habido una tendencia de debilitamiento de la demanda”, dijo Cheng. “Es justo decir que el comercio minorista ha capitulado”, agregó.

En lo que va del año, el índice S&P 500 cayó casi un 21%, mientras que el Nasdaq 100 retrocedió un 29% y el Dow Jones, un 16%. Individualmente, grandes compañías como Apple, Microsoft o Amazon perdieron cientos de miles de millones de capitalización bursátil en conjunto.

Entre los motivos se destacan las altas valuaciones alcanzadas en años anteriores, de forma exagerada en muchos casos; la desestabilización geopolítica vinculada al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y el incremento de la inflación que obligó a los bancos centrales a subir las tasas de interés.

A pesar de las bajas generalizadas y el descontento del público inversor, lo cierto es que este comportamiento podría ser indicio de una fase de capitulación, en la que la tendencia bajista estaría llegando finalmente a su fin para darle lugar al inicio de un nuevo mercado alcista.

De continuar a este ritmo, las acciones estadounidenses podrían volver a crecer, tal como pronostica Dubravko Lakos, jefe global de investigación macroeconómica de acciones en JP Morgan.

Según el experto, “la gente está básicamente posicionada para una recesión”. “Nuestro caso base es que esto no va a ser una recesión en los próximos 12 meses. Y creemos que desde ese ángulo las carteras están equivocadas”, comentó.

Posteriormente, el experto reiteró un precio objetivo para fin de año de 4.900 puntos para el S&P 500. Contemplando la cotización actual de 3.795 puntos, el pronóstico supondría un incremento de casi el 30%.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?