Qué representan las recompras de acciones para el mercado

Qué representan las recompras de acciones para el mercado

La recompra de acciones les brinda a las empresas ganancias desde el punto de vista administrativo y financiero, reduciendo su cantidad en el mercado.

Inversor Global

Inversor Global

Recomprar acciones propias es una táctica que lleva muchos años. Cuando las empresas hacen esto, reducen la cantidad de acciones que hay dentro del mercado de valores, conllevando a un mayor dominio y rentabilidad para los accionistas de la compañía.

El mecanismo les permite a las compañías cotizantes aumentar rápidamente el valor de sus acciones, sobre todo en el corto y mediano plazo. Una vez se readquieren las acciones, son eliminadas o distribuidas entre los accionistas como una medida a nivel impositivo con el objetivo de devolverles el dinero.

Como toda transacción trae consecuencias potenciales tanto positivas como negativas. Este accionar produce un efecto casi inmediato en los accionistas y, por ende, en la empresa. La estrategia al momento de ser anunciada suele tener un efecto positivo. Como mencionamos anteriormente, las acciones suben de precio, pero si la readquisición se cancela, no solo se suele revertir la suba que se dio antes, sino también una caída aún mayor.

El mercado puede percibir estos hechos de dos formas. Por un lado, como una imagen fuerte de la compañía, atrayendo a nuevos inversores y demostrando que la empresa es sólida y cuenta con los suficientes fondos para pagarles a sus accionistas. Por otro lado, al reducirlas se hacen más exclusivas y, por ende, probablemente más atractivas, por lo que se incrementa su valor.

Sin embargo, en ocasiones, el mercado puede llegar a percibir que la recompra es una señal de que la empresa no cuenta con el suficiente potencial para su crecimiento.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?