Reclamo empresarial

Por qué más de 20 millones de personas se quedarían sin acceso al gas

La cadena del gas envasado reclama una actualización de los precios de referencia, tras denunciar atraso de meses en los valores autorizados por el Gobierno. Mañana a las 12 habrá movilizaciones en ciudades importantes del país. Casi la mitad de la población total no tiene gas de red y usa garrafas.

Carlos Boyadjian
Carlos Boyadjian martes, 8 de noviembre de 2022 · 11:30 hs
Por qué más de 20 millones de personas se quedarían sin acceso al gas

Si no hay una solución inmediata al reclamo de las cámaras empresariales en poco tiempo más podría faltar gas envasado, una situación que afectaría a más de 20 millones de personas, que hoy no tienen acceso a la red de gas natural. 

El impacto se sentirá especialmente en el noroeste del país, donde no llega la red, pero también en otras provincias, en la Patagonia, San Juan, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, y la provincia de Buenos Aires.

Cuatro provincias del noreste, Chaco, Formosa, Misiones y Corrientes, directamente no están conectadas a la red de gas natural por lo que dependen absolutamente del gas envasado. La gente necesita garrafas o cilindros (las conocidas "chanchas") para cocinar o calentarse.

La clave para entender el conflicto es el atraso en la actualización de los precios de referencia, que las cámaras deben negociar con la Secretaría de Energía y lleva meses congelado.

Frente a ello, la Cámara de Empresas Argentinas de Gas Licuado (CEGLA) junto con la Cámara de Operadores y Distribuidores de Gas Licuado (CODIGAS) y la Cámara Argentina de Distribuidores de Gas Licuado (CADIGAS) convocan a movilizarse este martes a las 12, en diferentes ciudades del país para exigir el "inmediato incremento de los precios de referencia" del gas envasado en garrafas"

“El atraso de los valores del Programa Hogar hace insostenible la continuidad de la actividad, con un déficit crónico para las empresas fraccionadoras y distribuidoras”, señaló Pedro Cascales, presidente de CEGLA, y alertó que "se corre riesgo de desabastecimiento en todo el país”.

No es el primer reclamo de los empresarios del sector. El 27 de octubre pasado la industria del gas licuado de petróleo (GLP) realizó una masiva movilización en las ciudades de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Paraná (Entre Ríos), Mendoza y Posadas (Misiones).

En la ocasión de entregaron petitorios en cada una de las gobernaciones provinciales y en la sede de la Secretaría de Energía de la Nación (SEN).

“Hace unos días movilizamos más de 250 camiones de distribución de garrafas en seis ciudades del país. Sólo a la puerta de la SEN llevamos unos 120. Para mañana proyectamos desplazar más del doble de la anterior vez hasta Av. Paseo Colón 189, sede de la Secretaría”, señaló Cascales.

La movilización de mañana se realizará en las mismas ciudades de la semana pasada.

En concreto, los empresarios piden: 

  • Pago urgente de las asistencias económicas transitorias (AET) que se adeudan desde marzo de este año. 
  • La inmediata recomposición de márgenes de la cadena de comercialización del sector para cubrir los costos y una razonable rentabilidad según establece la Ley 26.020. "Para la etapa de fraccionado es de $1071 y para la de distribución de $1023, totalizando un valor final promedio país sin impuestos de $ 2094 por garrafa de 10 kg", explicaron los empresarios.
  • La implementación inmediata de una fórmula de actualización automática de los precios de referencia en línea con la normativa vigente y acorde con la elevada inflación.
  • Otorgamiento de créditos subsidiados que permitan cumplir con la renovación obligatoria de la flota vehicular asignada a la distribución de GLP.

"La situación de la industria del gas licuado está en una etapa terminal, debido a que hay un fuerte atraso en los precios de referencia que debe autorizar la Secretaría de Energía de la Nación, de manera semestral, de acuerdo a lo que establece la Ley 26.020", indicó a MDZ Pedro Cascales, titular de CEGLA.

Agregó que la situación además se agrava a partir del hecho de que Gobierno "adeuda a toda la industria una asistencia económica transitoria (AET), que dio el año pasado en agosto para evitar que haya un aumento de la garrafa", en el marco de la campaña electoral. Pero la realidad es que no se está pagando desde marzo. El pago equivalía a un 20% de facturación de cada etapa.

"Recién la semana pasada, una vez que logramos que nos reciba la secretaria de Energía (Flavia Royón) se empezaron a destrabar las primeras resoluciones que autorizan los pagos, sin embargo, todavía esos pagos no están. A la fecha suman casi $ 3000 millones a toda la cadena", remató Cascales.

Archivado en