Qué esperan las "cuevas" para el dólar blue la semana próxima

Qué esperan las "cuevas" para el dólar blue la semana próxima

Después de varios días agitados en el mercado del dólar informal, la expectativa está centrada en el "efecto PASO". Esta semana, no hubo muchos pequeños ahorristas que se volcaran a comprar. La tendencia fue por vendedores que aprovecharon para pagar gastos en pesos

Horacio Alonso

Horacio Alonso

La Argentina tiene particularidades que la identifican. El río más ancho del mundo, la avenida más larga y las “cuevas”. Las sucesivas crisis económicas han convertido a los habitantes de este país en especialistas financieros y el comportamiento del mercado cambiario informal es un termómetro de la situación.

Después de algunos meses estable, el dólar “blue” se despertó en los últimos días, un movimiento clásico ante todo proceso electoral.

Si bien es un negocio chico, que algunos jugadores de peso pueden mover para arriba a o para abajo, los pequeños ahorristas juegan su papel con su toma de decisiones.

Eso se percibió, esta semana, con el salto que tuvo la cotización que pasó de $180 a $187 en el mes, aunque terminó cerrando dos pesos más abajo.

“Comparado con otra veces, el mercado estuvo tranquilo. Sólo se reactivo un poco por parte de gente que vino a vender dólares, cuando tocó el pico, el martes o miércoles pasado”, explicó a MDZ Augusto, un empleado de  una “cueva” del microcentro.

La suba de los días previos estuvo impulsada por operadores que siempre aprovechan el clima electoral para especular con algún movimiento fuerte del mercado. El “cambio hormiga”, aprovecha esa pulseada de alto vuelo.

“Entre los pequeños ahorristas, hubo muy pocos compradores. No hubo una corrida de demanda. Tal vez, la paridad que muestran las encuestas no da mucho margen para jugarse para un lado o para el otro. Entonces, no hay una tendencia fuerte”, arengó Augusto.

Según explicaron en otra oficina de este submundo local, lo que se vio en estos días fue que los pequeños ahorristas aprovecharon la suba para hacer una diferencia.

“Muchos vinieron a vender dólares, en la suba, para pagar gastos en pesos. Gente que está construyendo o comprando un auto, cosas así, que buscó la ganancia que le permitió este salto cambiario”, dijo Luciano, de una “cueva” de la zona norte del gran Buenos Aires.

Es habitual, cuando se mueve el “blue”, que se reactive el consumo de determinados sectores. En el rubro de la construcción, se busca cerrar precios para el acopio de materiales. Esto, siempre y cuando, el vendedor esté necesitado de dinero porque, de lo contrario, o ajustan los precios o suspenden las ventas. Nadie quiere salir perdiendo.

“No hubo compradores porque el escenario electoral es incierto. Mucha gente me preguntaba qué le convenía hacer: si vender o esperar a la semana que viene, por si subía más. En esto, es una decisión muy personal", acotó Luciano.

La baja de la cotización de los últimos dos días confirma la incertidumbre respecto al resultado de las PASO.

“No hubo mucha gente que viniera a comprar dólares para guardar en el colchón o resguardarse ante una posible suba, por el resultado de las elecciones. Un cliente clásico de estas operaciones es el comerciante que vende en negro y tiene pesos. Pueden pasar dos cosas: por la crisis, no tiene dinero que le sobre para hacer eso, porque tienen gastos que afrontar, o porque prefiere stockearse en la mercadería que venda. Tal vez, es una apuesta más segura. Lo mismo que el ahorrista común, que no tiene dinero que le sobre para especular”, dijeron en otra “cueva” del barrio porteño de Palermo.

Lo que tienen claro los “cueveros” es que esta cierta calma en el mercado informal, se puede alterar, la semana próxima, según el resultado de las PASO.

“Si se cumple lo que dicen las encuestas, de un resultado parejo, no tendría que haber movimiento brusco. Si se vuelca fuerte para un lado o para el otro, vamos a tener una semana movida”, supuso Augusto. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?