Por qué invertir en plata podría ser una gran alternativa

Por qué invertir en plata podría ser una gran alternativa

El metal podría ser la mejor inversión para tu cartera en el mediano plazo. Su uso industrial es cada vez mayor y su oferta se achica con el paso del tiempo.

Robert Kiyosaki

Robert Kiyosaki

Una de las palabras clave que Warren Buffett usa a menudo es “entender”. Suele decir: “La inversión debe ser racional. Si no puedes entenderla, no la hagas”.

Actualmente, recomiendo a la gente fijarse en el oro, la plata y bitcoin. Estoy entusiasmado con la plata porque, en este momento, su precio es relativamente bajo: alrededor de USD 25 la onza.

También estoy entusiasmado con la plata porque, a diferencia de los bienes raíces, que pueden requerir mucho dinero para invertir, algunas habilidades financieras, mucha debida diligencia y habilidades de administración de propiedades, la plata es asequible para las masas y las habilidades de administración son mínimas.

Simplemente compras algo de plata, la pones en una caja de seguridad en un banco si compras en físico, o inviertes en ellas a través de la bolsa y no tienes qué preocuparte por mayores trámites de gestión.

Además de eso, el metal es fácil de comprar y las posiciones en este son bastante líquidas. Todo lo que tienes que hacer es identificar la modalidad de inversión en este commodity que se adapte más a ti.

Ahora, ¿entiendes la plata? ¿Sabes por qué la plata es una buena inversión? ¿Sabes por qué podría ser una mala inversión? Si no conoces las respuestas a estas preguntas, te recomiendo que te ciñas a lo que comprendes.

Por qué soy optimista con respecto a la plata

Aunque no soy un experto en plata, voy a compartir contigo las razones por las que soy optimista con respecto a este activo:

1. La plata es un metal de consumo

A diferencia del oro, que se atesora, la plata tiene usos industriales. Durante años, antes de que apareciera la fotografía digital, se usaba en los rollos para las cámaras fotográficas y las películas. En la actualidad, la plata tiene un uso extensivo dentro de la electrónica. En California, ahora se solicita que todas las casas nuevas tengan paneles solares. Para eso se necesita plata. Todos los autos eléctricos utilizan plata.

Esta es una razón muy importante para empezar a invertir en la plata hoy mismo, porque las reservas están disminuyendo, mientras que la demanda está aumentando (el precio se maneja por la oferta y la demanda).

2. Es un metal precioso

Durante siglos, la plata se utilizó como dinero. Los seres humanos tenemos una fascinación milenaria con este metal, al igual que con el oro. La plata se ha utilizado como reserva de valor por más de 4.000 años. Hasta 1935, seguía sirviendo como moneda de curso legal y como garantía para divisas, en una base de uno a uno.

Cuando se le puso fin al patrón plata, el metal precioso pudo estar sujeto a las leyes de la oferta y la demanda y, por lo tanto, convertirse en un producto. Y así llegamos a la actualidad.

3. El dólar estadounidense está muriendo

Su valor es cada vez menor debido a que Estados Unidos es la nación más deudora del mundo. Estoy seguro de que los líderes políticos del país no tienen las agallas para hacer lo que se necesita para llevar a la nación nuevamente a una senda económica sólida.

Demasiados ciudadanos estadounidenses esperan que el gobierno resuelva todos sus problemas personales. Si crees que los políticos y los ciudadanos están dispuestos a realizar los cambios necesarios para fortalecer al dólar, entonces no compres plata. Pero si eres como yo y supones que nosotros, como nación, no aceptaremos el castigo, entonces vende en corto el dólar (y la manera de hacerlo es tomando una posición larga en oro y plata).

4. Las acciones y las materias primas son anticíclicas

En promedio, el precio de las acciones aumenta durante períodos de 20 años y el de las materias primas baja. Luego, cambian de dirección. Mirando hacia atrás, las acciones comenzaron su carrera ascendente en 1980 y colapsaron en el año 2000.

5. La plata es más escasa que el oro

El oro está atesorado. Se estima que el 95% de todo el oro extraído todavía existe. Exactamente lo contrario ocurre con la plata: se estima que el 95% de toda la plata extraída se ha consumido. El 45% de toda la plata extraída se quema para usos industriales. La joyería representa el 28% y el 20% se ha consumido en fotografía. Solo el 5% está en monedas.

6. La oferta de plata ha caído

En 1900, se estimó que el mundo tenía 12.000 millones de onzas de plata. Para 1990 había caído a 2.200 millones de onzas. Para 2007, la oferta se redujo a 300 millones de onzas. Algunos de los pronósticos más pesimistas estiman que el mundo se quedará sin plata en unos 10 años. Esto podría ser catastrófico para la economía mundial. En 10 años, la plata podría tener tanto impacto en la economía mundial como el petróleo a USD 200 el barril.

No compro plata porque el precio está subiendo, la compro porque creo que entiendo los motivos por los que su precio sube.

 

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?