Paso a paso: cómo armar tu primer plan de trading

Paso a paso: cómo armar tu primer plan de trading

Tener una serie de medidas para lidiar con los movimientos del mercado, y ganar en el proceso, es clave para todo inversor.

Germán Fuentes

Germán Fuentes

Por Germán Fuentes

Existe una herramienta subvalorada para el éxito en el trading. No es un dispositivo nuevo o un “secreto mejor guardado”. La única herramienta que puede ayudarte a salir bien parado de cualquier entorno de mercado es simplemente crear un plan.

Recuerda que, con la estrategia adecuada, incluso los períodos volátiles en la bolsa pueden abrir la puerta a grandes oportunidades. Un trader disciplinado tiene las herramientas y habilidades para maximizar las situaciones que pueden dejar a la mayoría de los especuladores emocionalmente vulnerables a noticias y eventos. Pero, ¿cómo puedes armar tu propio plan de trading, ajustado a tus necesidades y objetivos?

Armando tu plan, paso a paso

La primera etapa en cualquier decisión de inversión es cuantificar tu riesgo en cada posición con stops u opciones financieras defensivas. Decide qué cantidad o porcentaje de tu dinero te sientes cómodo arriesgando en cada inversión. El desafío consiste en equilibrar el riesgo con los beneficios. Todas las decisiones de inversión deben utilizar la misma metodología y disciplina (tus horizontes de tiempo y estrategia cambiarán según las condiciones del mercado).

Las decisiones de inversión por lo general atraviesan un proceso de cuatro pasos:

  1. Identificar candidatos de alta probabilidad: como dice el nombre, esto no es más que el proceso de encontrar posibles inversiones atractivas.
  2. Ejecutar con el control de riesgos adecuado: lo que mencioné antes, es decir, medir el riesgo y tomar las decisiones adecuadas en cuanto al ratio riesgo-beneficio.
  3. Gestionar la posición: toda la logística de invertir a través de un bróker y demás.
  4. Maximizar la tendencia: aprovechar al máximo la tendencia en la que se moverá tu posición.

Como mínimo, debes analizar la colocación de un stop loss defensivo antes de ingresar a cualquier inversión.

El mejor momento para crear un plan es antes de que la emoción y los movimientos del mercado enturbien tu juicio. Pisar los frenos de una oportunidad justo antes de ejecutar puede ser frustrante, pero puede ser una parte necesaria del control de riesgos y la administración sólida de tu dinero.

Si sabes cómo aplicarlas, una estrategia defensiva con Calls cubiertos también puede ser un método eficaz para beneficiarse de la mayor volatilidad del mercado al reducir el costo base de las acciones. Sin la disciplina de operar con stops como estrategia de salida u opciones defensivas, el éxito en las inversiones puede ser cada vez más difícil.

A diferencia de los stops convencionales, existe una suerte de “seguro” disponible para tu cartera o acciones individuales que pueden interesarte a precios específicos. Si bien las condiciones volátiles pueden ser un detrimento para tu cartera, siempre es posible evitar un mayor deterioro con las opciones financieras.

Como cualquier seguro, cuanto mayor es la protección, mayores son los costos. Las primas de las opciones no son diferentes y se ven afectadas por la cantidad de tiempo comprado y el costo deducible.

Por lo general, no tiene sentido arriesgar un gran porcentaje de una cartera en una sola opción financiera. Otra preocupación es el horizonte temporal y la tolerancia al riesgo para diferentes tipos de cuentas. Pero sobre todas estas cosas, debes mantener una mente despejada, lista para tomar las mejores decisiones.

La emoción a menudo nubla el buen juicio y es perjudicial para un plan de inversión disciplinado. Mantente preparado para invertir en cualquier dirección y condición que se ajuste a tu tolerancia al riesgo.

La venta en corto de acciones (inversiones que ganan cuando una acción cae, en vez de subir) puede ser tan simple como comprar barato y vender alto, pero en el orden inverso.

Además, recuerda que algunas acciones y sectores se mantienen al alza incluso en condiciones adversas. Ten en cuenta que el dinero puede pasar a otras inversiones como oro, divisas, bonos municipales o letras del Tesoro en tiempos de inestabilidad, como refugios seguros.

Los tiempos de extrema volatilidad del mercado pueden aumentar las oportunidades en el mercado. Puede ser necesario reducir las expectativas y recuperar la confianza en las herramientas de inversión y el proceso de toma de decisiones que empleas.

Un problema importante para los inversores es la reacción emocional a lo que está sucediendo en los mercados financieros que los rodean. Todo eso es resultado de no implementar un plan disciplinado para el éxito en ningún entorno.

Recuerda: no existen mercados buenos o malos, solo altibajos. Si tienes un plan sólido, uno que esté impulsado por la lógica y la aversión al riesgo, entonces continúa y no deje que las emociones se interpongan en su camino.

 

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?