Crece la inflación esperada por los argentinos: 51,4% en 12 meses

Crece la inflación esperada por los argentinos: 51,4% en 12 meses

Las expectativas de inflación que tienen los argentinos son altas y va en aumento. Según un relevamiento de la Universidad Di Tella, en junio subieron por sexto mes consecutivo a 51,4%. El porcentaje refleja la escasa credibilidad que tienen los argentinos en las proyecciones oficiales.

Guillermo Laborda

Guillermo Laborda

Las expectativas de inflación de los argentinos sigue en aumento: de acuerdo con la medición de junio del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Di Tella, para los próximos 12 meses se espera 51,4% según el promedio de las respuestas. La inflación esperada promedio el mes pasado era de 50,2%, por lo que se verifica un nuevo incremento, el sexto consecutivo.

La inflación esperada tiene un rol importante porque la inflación actual en parte se debe a lo que los agentes económicos esperan que ocurra en los meses siguientes. Las empresas se mueven en función de esas expectativas al igual que los gremios en la discusión de las paritarias.

En el relevamiento de la Di Tella, observando la distribución regional, el interior del país continúa con expectativas más altas, 51,8% mientras que CABA, 49,9%, y GBA, 50,9%. Teniendo en cuenta el nivel de ingreso, los hogares de menor nivel continúan con expectativas promedio más altas para los próximos 12 meses que los de mayor nivel: 52,5% vs. 50.6%.

Los números mencionados reflejan la escasa credibilidad que tienen las proyecciones oficiales de inflación. Ben Bernanke, ex presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos solía señalar que “si el público observa un período de inflación superior a su expectativa de largo plazo, pero como resultado, sus expectativas de inflación a largo plazo cambian poco, entonces las expectativas de inflación están bien ancladas. Si, por otro lado, el público reacciona a un período corto de inflación mayor a la esperada aumentando considerablemente sus expectativas a largo plazo, entonces las expectativas están mal ancladas”. Claramente en la Argentina no hay un bien ancla de los precios.

Pero lo que está sucediendo en la actualidad es lo que se denomina la “espiral de precios y salarios”. Como las expectativas de inflación son altas, los gremios piden subas en las paritarias en niveles elevados. El ejemplo reciente es la paritaria de camioneros que se pactó en 45% para los próximos 12 meses con revisión sujeto a la evolución de la inflación y un bono a fin de año. Esta paritaria, los empresarios del sector la trasladan a precios y vuelve a generarse un incremento en la expectativa de inflación. Por ello la relevancia de los números que muestran las expectativas de los argentinos reflejados en este relevamiento de la Universidad Di Tella. El índice se obtiene de los resultados de una encuesta mensual que cubre alrededor de 1.200 casos en todo el país realizada por Poliarquía para el Centro de Investigación en Finanzas.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?