Vicentin: la Justicia confirmó un embargo millonario por facturas apócrifas

Vicentin: la Justicia confirmó un embargo millonario por facturas apócrifas

La Justicia federal confirmó un embargo por más de 111 millones de pesos contra la cerealera y algunos de sus directivos en el marco de una causa que investiga el uso de facturas apócrifas entre 2016 y 2018.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El embargo por más de 111 millones de pesos sobre el patrimonio de Vicentin SAIC y de algunos de sus directivos, fue confirmado este jueves por la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia, en el marco de una causa que investiga el uso de facturas apócrifas que le permitieron a la empresa cerealera percibir reintegros de IVA a las exportaciones entre 2016 y 2018.

La causa se inició en agosto de 2020 a raíz de una denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que detectó “operaciones con 54 proveedores apócrifos” mediante facturas presuntamente truchas “en las solicitudes de reintegro del Impuesto al Valor Agregado (crédito fiscal) correspondiente a los períodos 01/2016 al 10/2018”, señaló el fallo judicial citado por la agencia de noticias Télam.

Por ende, el perjuicio para el Estado por la devolución de IVA a las exportaciones a Vicentin fue calculado por el organismo recaudador en $111.637.479, razón por la cual se estableció el mismo monto para el embargo de bienes.

La medida que había fijado el juez de primera instancia, luego apelada por los abogados de la empresa agroexportadora santafesina, fue confirmada por los jueces María Delfina Denogens, Rocío Alcalá y Enrique Bosch, quienes consideraron “proporcionada y razonable” la cautelar de embargo dictada en primera instancia y destacaron que la AFIP había solicitado la inhibición general de bienes de los directos de la empresa y la designación de veedores.

Debido a esa valoración, el fallo de alzada ordena a la AFIP denunciar los datos registrales de los bienes libres a embargar, que alcanzan tanto a los de la empresa Vicentin SAIC -concursada desde marzo de 2020- como a los de algunos de sus directivos como Daniel Buyatti, Alberto Macua, Sergio y Pedro Vicentin, Máximo y Cristian Padoan, Roberto Gazze y Martin Colombo.

La operatoria denunciada por la AFIP consistía en utilizar, registrar y presentar facturas apócrifas millonarias generadas por 54 presuntos proveedores. La fiscalización del organismo constató irregularidades en las empresas y personas humanas que emitían las facturas utilizadas por Vicentin para solicitar reintegros por una suma que asciende hasta los 111,6 millones de pesos entre 2016 y 2018.

Según la AFIP, se pudo determinar, entre otros elementos, que las sociedades utilizadas no poseían plantas de acopio de granos, no tenían capacidad económica ni financiera y no podían justificar el origen de la mercadería, dijeron fuentes del caso. Así se pudo constatar que los comprobantes presentados para justificar los reintegros eran falsos, en tanto no denotaban actividad real. Además, los 54 supuestos proveedores de Vicentin fueron incluidos en la base de usinas de comprobantes apócrifos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?