Toyota explicó porqué se vendieron más Amarok que Hilux en abril

Toyota explicó porqué se vendieron más Amarok que Hilux en abril

El dato del mes pasado fue la pérdida del liderazgo histórico de la pickup de la marca japonesa en manos de la alemana. Distintos motivos explican este hecho inédito

Horacio Alonso

Horacio Alonso

En un abril flojo en materia de ventas de 0 kilómetros por la falta de modelos y una demanda que se enfrió al ritmo que crecían los contagios de covid y las restricciones sanitarias, el dato más sobresaliente fue el primer puesto alcanzado, en el segmento de pickups, por la Volkswagen Amarok, dejando en segundo lugar a la Toyota Hilux, histórica líder de esta categoría.

Los números mostraron 2.141 unidades patentadas para el modelo de la marca alemana contra 1.927 para la japonesa, lo que permitió que, por primera vez, la Amarok encabezara el ranking.

Hay distintos motivos que explican este hecho inédito.

Desde hace meses, la demanda de Hilix es muy fuerte y hay listas de espera de hasta ocho meses para adquirir una unidad. La ventaja de la brecha cambiaria y las trabas a las importaciones a muchos SUV importados, está volcando la demanda a las pickups nacionales. La japonesa es la preferida.

En la planta de Zárate, Toyota comenzó el mes con récord de producción pero tuvo que recortar la actividad, después de la primera semana, por el alto ausentismo por contagios de coronavirus. Eso lo llevó a suspender el turno tarde por quince días.

Así lo confirmaron desde la compañía: “En abril la planta de Zárate operó en un solo turno durante dos semanas. A partir de la última semana del mes, el ritmo de producción se normalizó. Actualmente estamos trabajando con horas extras para poder satisfacer la demanda del mercado doméstico y de exportación”.

Más del 70% de su producción se exporta y la necesidad de cumplir con esos compromisos externos hace que sufra el mercado interno.

Otro punto que está condicionando la oferta de Hilux es la estrategia de muchos compradores que, ante la demora para comprar una unidad de forma tradicional, apelan al sistema del plan de ahorro. Por contrato, la terminal debe entregar la unidad en la segunda cuota. Los clientes licitan por el total y deben recibir su pickup. Esto hace que se resienta la disponibilidad de vehículos para quien compra al contado.

En las concesionarias aseguran que tienen una demanda superior a la disponibilidad de unidades por lo que, de contar con mejor abastecimiento, patentarían más.

Por el lado de Volkswagen, su buena performance está basada en el incremento de la producción que está teniendo la fábrica radica en la localidad bonaerense de General Pacheco, tanto para el mercado interno como para exportar. La buena disponibilidad de unidades permite tener a la red bien abastecida. Los vendedores aseguran que no hubo el mes pasado una política comercial más agresiva, es decir, premios por vender más pickups. Sólo mayor inyección de unidades a las agencias por parte de la terminal.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?