Paradoja: BMW invierte en litio argentino para autos eléctricos que no venderá en el país por los altos impuestos

Paradoja: BMW invierte en litio argentino para autos eléctricos que no venderá en el país por los altos impuestos

El CEO regional de la marca alemana, Alexander Wehr, dijo que por los aranceles aduaneros sus vehículos ecológicos no serían competitivos. Negocia con el Gobierno Nacional tener el mismo beneficio impositivo que las fábricas automotrices en el país

Horacio Alonso

Horacio Alonso

El grupo automotriz BMW anunció la semana pasada, desde Alemania, una inversión de u$s330 millones para la extracción de litio, en la provincia de Catamarca, destinada a la producción de baterías de autos eléctricos. La decisión permitirá ampliar la presencia de la marca, con 20 años de trayectoria en la comercialización de 0km de alta gama, en el mercado local. Lo curioso es que, pese a sumar a la Argentina como proveedora en la cadena de fabricación de este tipo de vehículos, esos productos no se venderán, por el momento, en el país por un motivo concreto: la alta presión impositiva.

Así lo aseguró el CEO regional de la compañía alemana, Alexander Wehr, desde sus oficinas en México, durante una rueda de prensa para ampliar el anuncio de la inversión. "Podríamos comercializar nuestros autos eléctricos en dos o tres en la Argentina. Tenemos una gran oferta pero el alto arancel de importación que tiene el país no nos permitiría ser competitivos contra otras marcas” señaló el ejecutivo.

El planteo que hizo Wehr tiene que ver con el diferente tratamiento que tienen hoy las automotrices con fábricas en el país y el resto de las automotrices que importan todos sus vehículos. Las terminales agrupadas en ADEFA pueden importar vehículos “ecológicos” con aranceles preferenciales.

Para los autos híbridos, se paga un impuesto del 5% mientras que para los eléctricos es de 2%. Sin embargo, las marcas no radicadas en el país deben abonar una carga fiscal del 35%, cuando importar productos fuera del Mercosur. Esto hace que estos vehículos se encarezcan respecto a los que importan los fabricantes y deje de ser atractivo el negocio.

Actualmente, rige un cupo para ingresar vehículos no contaminantes, con esta preferencia arancelaria, limitadas a las marcas con fábricas en el país. Hasta hace dos años, el beneficio impositivo alcanzaba a todas las automotrices ya que tenía como propósito alentar la compra de este tipo de autos. Con la llegad del actual Gobierno, se hizo esta diferenciación. El motivo de este cambio era privilegiar a las empresas que producen en la Argentina, sobre las que sólo tienen un representante oficial para importar.

De todas maneras, BMW está en conversaciones con el Gobierno para que se incluya a todas las marcas en el alivio fiscal. “Estamos hablando con el ministro Matías Kulfas para igual el tratamiento arancelario entre las empresas que tienen fábricas en la Argentina y las que no. Creemos que hay chances para que esto suceda. Es un buen momento para reformular el sistema” explicó el ejecutivo. La marca alemana comercializa sus 14 modelos electrificados en 95 países.Los últimos lanzados al mercado mundial son los modelos iX y el i4

Si bien desde BMW niegan que el anuncio de inversión esté vinculado con una estrategia de mejorar la situación en el país, que la empresa haya decido desembolsar dólares fresco, no será un punto para dejar de lado.

Además de este problema con el arancel externo, BMW –como todos los importadores – tiene serios problemas para poder ingresar 0km al país por las restricciones aduaneras ante la falta de dólares. El año pasado, la filial local pudo importar sólo 1.300 unidades entre las marcas BMW y MINI. Según Wehr, podrían vender cinco o seis veces más si no hubiera restricciones.

“Con el volumen de vehículos que estamos pudiendo importar, no  somos sustentables. El año pasado, el 50% de nuestra red de concesionarias trabajó a pérdida. Nos gustaría poder vender más, cinco o seis veces más, pero no es posible. Entendemos la situación del Gobierno pero esa es nuestra situación” advirtió el empresario. Todavía no tienen información oficial de cuántos 0km podrán ingresa este año pero la cifra no variaría muchos respecto al 2020. En ese sentido, remarcó que, en la actualidad, la Argentina es el país de la región más complicado para importar, excepto Venezuela.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?