Forex: los riesgos del trading de monedas

Forex: los riesgos del trading de monedas

Aunque las plataformas que permiten operar divisas son intuitivas y dinámicas, el Forex es una actividad altamente compleja y riesgosa.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

En los últimos años, debido al avance de la tecnología y la masificación de internet, se han popularizado aplicaciones de trading que permiten operar divisas a través del mercado internacional de monedas, conocido como Forex. Aunque se publicita como una actividad sencilla y sumamente rentable, la realidad dicta que es una disciplina altamente riesgosa que requiere muchos conocimientos, práctica y control de emociones.

Qué es Forex

Forex, acrónimo de Foreign Exchange, es un término que hace referencia al mercado internacional de divisas, un mercado financiero en el que se comercian tipos de cambio. A través de este ámbito, se podrán operar diferentes paridades monetarias, como el peso-dólar, el real-peso, el dólar-euro y demás.

Actualmente, se trata de uno de los mercados más grandes del mundo, incluso más grande que el mercado accionario, ya que los principales participantes son gobiernos y entidades bancarias que buscan mantener el control sobre las diferentes divisas.

Los riesgos de Forex

Debido a que los activos comercializados en el mercado de divisas, es decir, las propias monedas, están estrechamente vinculados a factores políticos y económicos, poseen una alta volatilidad. Este factor se traduce en una mayor variación de precio con respecto a su media en periodos de tiempo relativamente cortos.

A su vez, las plataformas actuales que incitan a invertir en estos instrumentos financieros permiten apalancarse, lo que significa que le brindan al usuario la posibilidad de operar por más dinero del que realmente tiene. De esta forma, un movimiento ganador podrá retornar mucho dinero, pero uno perdedor puede acabar con el capital de forma completa y rápida.

Por otro lado, el público objetivo de estos intermediarios financieros es gente principiante que no conoce el verdadero funcionamiento de los mercados financieros y su relación con la economía real, por lo que pueden ser manipulados para comprar cursos sobrevalorados y, en muchos casos, inservibles.

A diferencia de otra clase de activos, las divisas deben analizarse, principalmente, por sus fundamentos, no solo por el comportamiento del mercado. Debido a esto, tener una sólida base de conocimientos macroeconómicos, políticos y estrictamente financieros será de mucha utilidad. Lógicamente, estas cualidades no pueden aprenderse a través unas pocas clases y siendo principiante.

Asimismo, numerosas aplicaciones de Forex no están reguladas por ninguna entidad, lo que significa que, en caso de quebrar, el inversor saldrá altamente dañado y perderá todo su dinero.

Como se puede observar, el mercado internacional de divisas no es un juego, se trata de un ámbito altamente profesionalizado con mucho riesgo y solo recomendado para participantes experimentados y conocedores de la materia.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?