Inversores temen una nueva intervención en el Indec

Inversores temen una nueva intervención en el Indec

Los precios de los papeles argentinos que ajustan por el CER cerraron en baja ayer. Circularon versiones sobre facciones dentro de la coalición gobernante que critican la forma en que el Indec mide la inflación. Se teme que se repita en algún momento intervención del organismo con Moreno.

Guillermo Laborda

Guillermo Laborda

Los mercados acentuaron ayer su preocupación por los posibles cambios que se puedan llegar a hacer en el Indec respecto a la medición de la inflación. Esta preocupación sale a la luz en los precios de los bonos que ajustan según la evolución del CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia), los que tuvieron una jornada en baja ante las versiones de una disconformidad dentro del kirchnerismo sobre cómo el Indec estaba midiendo la inflación a nivel nacional.

Los títulos de la deuda argentina en dólares tuvieron una jornada positiva con alzas de casi 2% para el AL30, un papel emblemático en la plaza local. Del otro lado del mostrador, los bonos que ajustan por el CER perdieron 0,5% como el TX 26. Recuérdese que el CER surgió en 2002 tras el fin de la Convertibilidad, cuando el Decreto 214 dispuso la indexación de las deudas pesificadas por la aplicación de ese mecanismo que es publicado mensualmente por el BCRA que básicamente reflejan la variación diaria de la evolución mensual del Índice de Precios al Consumidor publicado por el Indec.

Fuentes del equipo económico aseguraron que dentro de la coalición “es lógico que alguno pueda tener dudas, pero esto no se tradujo en nada en la práctica con presiones”. Agregó al mismo tiempo que “el dato fue duro, veremos cómo sigue”. Dentro del kirchnerismo hay posturas extremas en todos los rubros: ayer puntualmente un grupo de senadores pidió al ministro Guzmán que con la asignación de DEG que el FMI hará a todos los países miembros del organismo, son cerca de U$S4.500 millones para la Argentina, no se cancele deuda con el propio FMI, sino que se destine ese monto a aumentar el gasto público, particularmente todo lo relacionado con el covid-19. El problema de esa propuesta de senadores es el siguiente: dado que aún no hay acuerdo con el FMI, ¿cómo se pagan los vencimientos de deuda con el Fondo? ¿Se entrará en default con el FMI también?

Los inversores tienen fresca la memoria con la última intervención al Indec perpetrada por el entonces secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno. La raíz de ese atropello estaba en los pagos que el Tesoro debía efectuar por la deuda emitida en pesos con cláusula CER. Como la inflación en 2007 empezó a volar más alto, el kirchnerismo, la manera que encontraron para solucionar el problema fue la rotura del termómetro.

Como la deuda indexada por CER tenía sede judicial para reclamos de inversores en los tribunales de Buenos Aires, no hubo demandas sobre esta avanzada dado que no iba a ser posible tener un fallo a favor y luego poder cobrar lo que realmente deberían haber percibido. Distinto es el caso de los cambios en la medición del PBI que hiciera Axel Kicillof y que evitaron el pago del llamado “cupón PBI”, una deuda surgida del canje del 2005 efectuada por Roberto Lavagna que pagaba a inversores en función de la actividad económica.

Pareciera que, de continuar la inflación en altos niveles, el gobierno en algún momento se verá tentado a desembarcar una vez más en el Indec. O bien, a reestructurar la deuda emitida con ajuste CER. La historia de una u otra manera se repite.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?