La segunda ola ya impacta en la economía: se paralizó la venta de autos usados

La segunda ola ya impacta en la economía: se paralizó la venta de autos usados

Desde la Cámara del Comercio Automotor alertan por el fuerte freno en la actividad en las últimas semanas. "Desde que se empezó a hablar de nuevas restricciones, se desplomó la demanda" dijo el secretario de la entidad. El sector venía en recuperación por la falta de 0km

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Como se viene remarcando desde el comienzo de la pandemia, la salud y la economía van de la mano. Eso se refleja en el mercado de autos usados que sintió, de forma drástica, el impacto el agravamiento de la situación sanitaria. Desde hace dos semanas, cuando se comenzó a hablar de nuevas restricciones, las ventas de vehículos de segundamano se paralizaron.

“Hasta hace 15 o 20, el mercado venía con mucha actividad. Desde el momento en que se empezó a hablar el regreso de las restricciones, se desplomó la demanda. Fue un freno muy marcado. Ante la información de un posible desborde de la situación sanitaria, se cayeron las operaciones” señaló a MDZ, el secretario de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), Alejandro Lamas.

Hasta marzo, el mercado mostraba una clara recuperación. En gran parte, por la escasez de vehículos de 0km que derramó la demanda en los usados, especialmente en los modelos de pocos años de antigüedad.

"En Mendoza, se siente la retracción de las operaciones. Hay algunas consultas pero no se terminan de cerrar porque la gente no quiere tomar decisiones en este contexto. Las ventas de abril van a estar por debajo de las de marzo", explicó Oscar Gratz, presidente de la CCA local.

La CCA había informado que el mes pasado se comercializaron en el país 156.793 vehículos usados, una suba del 65,03% comparado con igual mes de 2020, cuando se vendieron 95.006 unidades. Este dato no es significativo ya que ese mes del año pasado estuvo condicionado por la cuarentena. En tanto, si se compara con febrero (125.189 unidades) el crecimiento llega al  25,25%.     

En los primeros tres meses del año se vendieron 414.501 autos usados, una suba del 11,10% con respecto a igual período de 2020, cuando se comercializaron 373.073 unidades.

Esta mejora en el comienzo del año estaba vinculada al fuerte desabastecimiento de 0 km por las trabas a las importaciones que se comenzaron a implementar desde el año pasado y que generó que hubiera demoras de varios meses para comprar algunos de los modelos más codiciados.

La escasez de autos nuevos impactó sobre el segmento de los usados “jóvenes”, aquellos vehículos de dos a cuatro años de antigüedad. El hecho insólito que se registraba hace unas semanas era que hubiera listas de espera, no sólo para los 0km sino, también para los autos de segunda mano.

El faltante de vehículos usados es amplio. La mayoría son de importados fuera del Mercosur ya que esos son los 0 km que más dificultades tienen para ingresar al país. Se trata, principalmente, de vehículos de alta gama o premium pero también escasean modelos de gama media o de pickup nacionales.

Los modelos usados más demandados son Honda Civic y HR-V, Hyundai Santa Fe y Tucson, Kia Sportage y Sorento, Toyota SW4, Nissan Sentra, Renault Captur full y las pickup nacionales en sus versiones tope de gama con caja automática. De todas maneras, el faltante es generalizado y se siente con mayor fuerza en todos los modelos de las marcas alemanas de lujo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?