Pese a las mejoras, la industria continúa con graves problemas
UIA

Pese a las mejoras, la industria continúa con graves problemas

Si bien seis de cada diez empresas industriales del país aumentaron o mantuvieron en enero sus ventas en el mercado interno en comparación con los últimos meses del 2020, solo el 25% tuvo aumento de producción y aún persisten graves falencias debido a la incertidumbre sanitaria y macroeconómica.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Si bien seis de cada diez empresas industriales del país aumentaron o mantuvieron en enero sus ventas en el mercado interno en comparación con los últimos meses del 2020, solo el 25% tuvo aumento de producción y aún persisten graves falencias debido a la incertidumbre sanitaria y macroeconómica, advirtió un informe realizado por la Unión Industrial Argentina (UIA).

Sobre un total de 750 empresas relevadas en todo el territorio nacional, el 26% dijo que aumentó sus ventas durante el primer mes del año, mientras que el 37% señaló que mantuvo el nivel de operaciones y el 37% restante observó una disminución en sus ventas. Similares proporciones se advirtieron en lo que respecta al nivel de producción: el 25% sostuvo que se incrementó en enero respecto al último trimestre de 2020 , el 41% sostuvo que no mostraron cambios en la cantidad de manufacturas y el 34% restante advirtió una disminución.

Respecto a las ventas externas, el trabajo de la UIA encontró que el 27% de las empresas encuestadas indicó que sus ventas se redujeron con respecto al promedio del cuarto trimestre 2020.

Por su parte, el director del CEU, Pablo Dragún, explicó a la agencia de noticias Télam que el relevamiento "muestra que a medida que se consolida la apertura de la economía y empieza cierto ciclo de recuperación, se advierte una perspectiva más positiva, aunque aún no se da ni en todos los sectores ni en todas las empresas". En ese sentido, indicó que "la demanda de bienes industriales empieza a crecer un poco más, incluso en términos interanuales, pero se conservan dificultades en términos de gestión de la pandemia y de la macroeconomía", no obstante, "más de la mitad de los empresarios espera estar mejor este año".

Esa perspectiva no se termina de reflejar en las contrataciones de personal: "Muchas de las empresas que están creciendo en producción y ventas prefieren no apurar la incorporación de nuevos trabajadores ante la posibilidad de una regresión del incipiente ciclo positivo y por las limitaciones de un mercado laboral marcado por medidas adoptadas en lo peor de la crisis".

Otros temas que surgen de la encuesta están vinculados a los sobre costos que implica la gestión de los protocolos, y el alto ausentismo que se registra por las dispensas de trabajadores consideradas de riesgo; y también la necesidad de financiamiento a tasas de interés más atractivas, en algunos casos largamente por encima de la inflación proyectada. Este conjunto de factores también aporta a "demorar la decisión de inversiones, ya que si bien el ciclo actual de recuperación lo justificaría, la incertidumbre del mediano y largo plazo llama a la cautela", consideró Dragún.

En cuanto a las expectativas, el informe ponderó que "si bien el 36% espera que la situación económica del país mejore en el próximo un año (solo el 11% indicó que la situación había mejorado en el último año), las cifras son mejores a nivel empresa y sector, con un 50% de empresas con expectativas positivas". Asimismo, se resaltó que con el recupero de la actividad se dinamizó el funcionamiento de la cadena de pagos aunque persisten demoras ya que "el 22% de las empresas afirmó que no pudo pagar impuestos, el 14% los compromisos financieros, el 9% no pudo pagar a proveedores, el 9% no pudo afrontar tarifas de servicios públicos, y el 4% salarios".

También se concluyó que a pesar de que un 43% de las empresas tuvo mayor necesidad de financiamiento, "sólo el 38% del total pudo acceder al monto necesitado".

Por último, la encuesta "identificó nuevas dificultades asociadas a los mayores tiempos de entrega de proveedores, al elevado porcentaje de trabajadores dispensados, a la incertidumbre macroeconómica y las regulaciones laborales", señaló la UIA.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?