Deuda: aún no hay acuerdo con bonistas y se cae la confidencialidad

Deuda: aún no hay acuerdo con bonistas y se cae la confidencialidad

Las negociaciones por la reestructuración de la deuda continúan empantanadas debido a las diferencias persistentes entre el gobierno argentino y los tenedores de bonos, por lo que todo indica que las conversaciones continuarán más allá del próximo viernes, a la espera de algún gesto.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Las negociaciones por la reestructuración de la deuda continúan empantanadas debido a las diferencias persistentes entre el gobierno argentino y los tenedores de bonos, por lo que se decidió hoy levantar la confidencialidad respecto a las ofertas presentadas, a la vez que todo indica que las conversaciones continuarán más allá del próximo viernes, a la espera de algún gesto.

"A pesar de los esfuerzos realizados por el gobierno, continúa existiendo una diferencia” entre lo que puede dar Argentina en estos momentos y lo que pretenden los acreedores, señalaron fuentes del Ministerio de Economía a la agencia de noticias Télam.

Si bien el plazo formal de vigencia de los acuerdos de confidencialidad venció formalmente ayer, pero las partes decidieron continuar de hecho con las negociaciones. De todos modos, el Ejecutivo argentino podría solicitar una enmienda el próximo lunes o una nueva prórroga del plazo de oferta, siempre que los acreedores exhiban algún gesto de buena fe antes del viernes, cuando venza el plazo fijado por el gobierno para que los acreedores oficialicen si aceptan la propuesta argentina, añadió el portal Infobae.

En el gobierno nacional consideran que ya han presentado la mejor propuesta, por lo que no se moverá de los US$ 50 por cada US$ 100 nominales que se ofrecieron en las últimas conversaciones con los bonistas, y que además cuenta con el aval del Fondo Monetario Internacional (FMI). De todas formas, podría haber alguna mejora en el instrumento contingente referido al cupón atado a las exportaciones, que aportaría otros dos US$ 2 al valor ofrecido.

Si durante estos próximos días no hay movimiento por parte de los acreedores, el Gobierno presentará la nueva propuesta de todos modos ante la Securities & Exchange Commission (SEC) y el final del canje será incierto. Pero la jugada del equipo económico es volver a apurar a los bonistas para que hagan un último movimiento y se acerquen finalmente a lo propuesto por la Argentina, aclara el artículo del citado medio de comunicación porteño.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?