Stiglitz defendió a la Argentina en la renegociación de la deuda

Stiglitz defendió a la Argentina en la renegociación de la deuda

El economista y premio Nobel, salió en defensa del gobierno argentino ante las negociaciones con los acreedores por el pago de la deuda externa y aseguró que los resultados de estos conciertos será un "presagio" de lo que sucederá con otros países endeudados.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El economista y premio Nobel, Joseph Stiglitz, salió en defensa del gobierno argentino ante las negociaciones con los acreedores por la reestructuración de la deuda externa y aseguró que los resultados de estos conciertos será un "presagio" de lo que sucederá con otros países endeudados, en el marco de la crisis económica mundial por la pandemia de coronavirus.

Al cuestionar la actitud de los tenedores de deuda emitida por mercados emergentes de querer utilizar el caso argentino como un ejemplo de lo que podría sucederle a otras naciones en problemas, Stiglitz consideró que "en el contexto de la pandemia, es miope e inhumano que los acreedores jueguen los juegos habituales en los que intentan sacar el máximo provecho de los deudores desventurados".

"Irónicamente, los grandes fondos de bonos se encuentran entre los mayores tenedores de deuda de mercados emergentes y son los que más pierden", enfatizó el economista en un artículo publicado hoy en The Boston Globe.

Stiglitz dijo que "el pronóstico es que muchos otros países, incluida la República del Congo, Zambia y posiblemente El Salvador, Irak, Sri Lanka y Brasil no podrán pagar lo que se debe, ya que la pandemia de coronavirus se traduce en una crisis 'económica de coronavirus' en la que las exportaciones se están derrumbando y los precios de los productos básicos están cayendo en picada".

"Es por eso que las cosas que se desarrollan en Argentina pueden ser tan importantes; es un presagio para otros países endeudados", alertó.

Para Stiglitz, considerado el principal mentor del ministro de Economía, Martín Guzmán, la Argentina necesita espacio para "respirar", y eso implica posponer los pagos. "La pregunta es cómo valorar un dólar hoy con un dólar después", dijo.

Al respecto, el profesor de la Universidad de Columbia sostuvo que "todos están de acuerdo en que un dólar en el futuro va a valer menos que un dólar hoy. Eso se llama el 'valor del dinero en el tiempo'". A modo de ejemplo, Stiglitz tomó la posición de los acreedores y su exigencia de lucro desproporcionado con la Argentina, comparada con la renta que se logra a través de un bono del Tesoro de Estados Unidos. "Si los acreedores tomaran un dólar y lo pusieran, por ejemplo, en un bono del Tesoro a 30 años, en 30 años tendrían casi $ 1.50, cincuenta por ciento más. Entonces, pagar algo por posponer un pago tiene sentido; pero los acreedores, en efecto, no están pidiendo, en este ejemplo, 50 centavos más, ¡están pidiendo $ 15 más!", remarcó.

En la nota, Stiglitz denotó tener un conocimiento detallado de las ofertas de los acreedores presentadas al gobierno argentino la semana pasada. "Si los informes sobre la oferta revisada que hicieron la semana pasada son correctos, todavía exigían cerca del 100 por ciento de lo que se debe", indicó.

En ese sentido, dio su consentimiento a que el gobierno nacional declarase el "default técnico" por no abonar US$ 500 millones en concepto de intereses adeudados. "Argentina tiene razón al rechazar una reestructuración insostenible. Y los acreedores están equivocados al tratar de atacar el temor de Dios, o al menos al incumplimiento, en el corazón de Argentina para hacer de la nación un ejemplo para todos los países deudores en problemas debido a Covid-19. Es una estratagema desagradable para inducir a las naciones a alinearse y aceptar los términos severos que exigen los acreedores", subrayó.

Stiglitz concluyó que "los acreedores deben negociar de buena fe, teniendo en cuenta la realidad de Covid-19 y esas limitaciones; es una realidad sombría, sin duda, pero es una realidad que deben enfrentar".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?