Argentina no pagará vencimientos este viernes y entrará en un "default blando"

Argentina no pagará vencimientos este viernes y entrará en un "default blando"

El plazo para cancelar tres bonos equivalente a US$ 503 millones expira mañana y si el país no los salda, como sucedería, los tenedores de estos títulos no acudirían a la justicia para reclamar el pago ya que entienden que existen negociaciones de buena fe para el pago de la deuda.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

Mañana viernes se cumple el plazo para que Argentina cancele tres bonos equivalentes a US$503 millones correspondientes a la deuda que negocia con bonistas extranjeros, pero como no podría hacer frente a la obligación entrará en lo que se conoce como "default blando", ya que los tenedores de esos título no presentarán acciones legales.

Los títulos AA21, AA26 y AA46 emitidos por el gobierno de Mauricio Macri en abril de 2016 para pagarle a los holdouts que no habían entrado a los canjes de 2005 y 2010, por ahora no serán reclamados en la justicia, ya que los portadores entienden que el Gobierno está en negociaciones de buena fe para solucionar la deuda.

En las últimas horas continuaron los intercambios entre Argentina y los bonistas. También entre los propios fondos que buscan acercar posiciones entre ellos mismos -hay diferencias aún-, para llevarle una oferta que se acomode más a la postura de Martín Guzmán, el ministro de Economía.

La oferta del canje de Argentina vence mañana a las 5 de la tarde de Nueva York. Se descuenta que el Gobierno prorrogará la misma oferta. Aquellos que ya entraron al canje seguirá aguardando hasta que finalmente se cierre. Si eventualmente, como se espera, el Gobierno mejora la oferta (será a través de una enmienda y un trámite ante la SEC), los que ya ingresaron al canje automáticamente pasarían tener los bonos de la oferta nueva.

Guzmán recibió el viernes pasado tres contraofertas provenientes de tres comités de bonistas. En el Gobierno consideran que una de ellas, la de un comité donde está BlackRock, uno de los fondos más grandes, “está lejos de lo que pretendemos”. Las otras dos ofertas, de un grupo de bonistas de los canjes de 2005 y 2010 y del Comité Argentino de Crédito, en cambio tuvieron mejor recepción en Economía.

No es el plan del Gobierno de entrar en un default duro, sino en un default blando y continuar las conversaciones con los acreedores. En una situación similar se encuentra la provincia de Buenos Aires desde la semana pasada.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?