Lacunza: "Vamos a terminar más pobres y endeudados después de la pandemia"

Lacunza: "Vamos a terminar más pobres y endeudados después de la pandemia"

El ex ministro de Economía durante el gobierno de Mauricio Macri, advirtió que la pandemia de COVID-19 profundizará los problemas estructurales de la Argentina, a la vez que advirtió una falta de plan económico y una excesiva emisión monetaria que repercutirá en la inflación.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El ex ministro de Economía de la Nación, Hernán Lacunza, advirtió que la Argentina terminará "más pobre, con mayor desempleo, con menor actividad y más endeudada" después que finalice la pandemia de COVID-19, debido a que "choca con sus propias limitaciones" estructurales. Además, sostuvo que "se está emitiendo de manera muy generosa", lo cual "no va a ser gratis en el futuro", y pidió al Ejecutivo nacional que sea "más claro" en su propuesta de reestructuración de la deuda ante los acreedores.

Durante una entrevista con el portal Infobae, el ex funcionario del gabinete de Mauricio Macri se refirió a la actuación del gobierno de Alberto Fernández en materia económica para afrontar las dificultades causadas por la pandemia: "Hay distinguir bien lo transitorio de lo permanente. Hay un chiste viejo que circula entre los economistas que dice: '¿Sabés cuál es la diferencia entre lo transitorio y lo permanente en Argentina? Que lo transitorio dura más'. Tenemos que tener claro que en la coyuntura puede ser que haya que gastar y emitir, pero no puede ser permanente. Ya hemos emitido por encima de lo prudencial y los argumentos que dicen que estamos con una emergencia sanitaria y entonces está justificado, pero si emito de manera imprudente va a tener efectos inflacionarios".

En ese sentido, señaló que "vamos a terminar esta situación más pobres, con mayor desempleo, con menor actividad y más endeudados. Eso significa que no podemos tapar el sol con las manos". Lacunza reconoció que esas problemáticas están vinculadas a los problemas estructurales del país: "El Estado argentino choca con sus propias limitaciones y entonces hay parte de los problemas que vienen de afuera, el virus, pero además por varias fragilidades estructurales de la Argentina. Como un sistema de salud fragmentado, en el que no terminamos de confiar, entonces tenemos que sobreactuar la cuarentena porque tenemos miedo que el sistema colapse y porque tenemos 35% de pobreza desde hace 35 años".

"También cuando el Estado quiere llegar con su brazo compensador al sector privado choca con que la mitad de los jubilados no usan la tarjeta, con que el 70% de las pymes no pueden hacer una carpeta de crédito porque no tienen vínculo con los bancos o están en el segmento informal, o porque tenemos 5 millones de trabajadores en negro que no sabemos bien quiénes son, dónde trabajan, cuánto ganan. Eso no tiene nada que ver con el virus, eso es un mal endémico nuestro", añadió.

Por otro lado, Lacunza se refirió al aumento de la emisión monetaria en estos últimos dos meses: "Se está emitiendo de manera muy generosa, y eso no va a ser gratis en el futuro. No nos confundamos que porque estamos en cuarentena. Hay que dar la señal hacia delante de que se es consciente de que así no se puede seguir mucho tiempo. Parte de la tensión cambiaria que estamos viendo en el mercado informal es esta falta de perspectiva, no ser claros para decir que es algo transitorio, porque si no convalidamos cualquier precio del blue".

"Un programa razonable podría hilvanar al menos tres eslabones: primero, no caer en default la semana que viene; segundo, dar señales en el mediano plazo de consistencia, prudencia monetaria y fiscal; y tercero, pero para que ocurra tienen que haber ocurrido los dos primeros, es poder realmente hacer una curva en pesos o emitir deuda en pesos para que el Central no tenga que seguir emitiendo los vencimientos de deuda que hay en pesos hacia adelante y rescatar parte de lo emitido ahora", argumentó respecto a una propuesta de plan de gobierno.

Por otro lado, el ex ministro de Macri y la ex gobernadora bonaerense María Eurgenia Vidal, reconoció que en la propuesta presentada por el gobierno argentino a los acreedores para una reestructuración de la deuda externa "no está explícito cuál es el plan de gobierno o el plan económico y qué vamos a hacer con los distintos instrumentos fiscales y monetarios". Si bien indicó que le "parece bien no pecar de híper optimista, porque la Argentina muchas veces por hacer ese tipo de ejercicios que después no se concretan queda muchas veces en offside", manifestó que "si la proyección es bastante modesta y si ese va a ser el futuro de la Argentina, no solo de los próximos cuatro años sino que después vamos a crecer nada más que un 1,5% o 1,7% anual durante una década, entonces vamos a tener problemas superiores".

"No vamos a bajar la pobreza nada ni el desempleo, porque ese crecimiento es insuficiente para resolver los problemas sociales más estructurales de la Argentina. Lo que me preocupa es que no hay un plan de desarrollo para poder crecer más sostenidamente. No al 5%, que no va a ser posible, pero tampoco al 1,5% que va a ser insuficiente", advirtió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?