La moda se declara en emergencia y pide ayuda al gobierno

La moda se declara en emergencia y pide ayuda al gobierno

La Cámara Argentina de la Moda declaró la "emergencia" en el sector ante la parálisis económica y comercial que afecta tanto a diseñadores, emprendedores, comerciantes como a las industrias textil y del cuero, por lo que solicitaron medidas de salvataje.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La Cámara Argentina de la Moda declaró la "emergencia" en el sector ante la parálisis económica y comercial que afecta tanto a diseñadores, emprendedores, comerciantes como a las industrias textil y del cuero, por lo que solicitaron medidas de salvataje y un espacio de diálogo para pensar en el futuro.

Con las pasarelas desiertas, los focos apagados y el glamour relegado a las tapas de las revistas, la industria de la moda pasa por un momento sumamente crítico. “Estábamos por hacer las ventas de las colecciones y los desfiles. El parate fue en el peor momento. Lo que estaba vendido no está cobrado y el resto no se pudo concretar. Estábamos en la última brazada y se cortó la cadena de pagos y comercialización”, dijo a la agencia de noticias Télam el diseñador y vestuarista Francisco Ayala, presidente de la Cámara.

El impacto de la pandemia de coronavirus sobre la industria de la moda afecta a un universo vasto y muchas veces desconocido, que incluye a los diseñadores más importantes del país; a quienes comercializan marcas propias o ajenas en la Argentina y el exterior; a artesanos y emprendedores que venden y comercializan sus propios productos; y a oficios como maquilladoras, manicuras y peluqueros afectados por la ausencia de desfiles y eventos sociales.

También alcanza a las industrias del cuero, el calzado y el tejido; a fotógrafos, camarógrafos, realizadores, disc-jockeys y modelos; a profesionales que organizan producciones para medios y presentaciones semiprivadas; y a pequeñas boutiques y locales en shoppings y barrios que permanecen cerrados y deben afrontar el pago de alquileres, impuestos, sueldos y cargas sociales.

Necesitamos una mirada sobre los eslabones más desprotegidos. Hay muchos laburantes de la moda, no son todas marcas y diseñadores. Está el pequeño artesano, el comerciante, los que brindan servicios, la industria”, explicó Ayala al solicitar la declaración de la emergencia. Y agregó estar “agradecidos de estar cuidados frente a la pandemia, acompañamos el aislamiento obligatorio y todos los protocolos sanitarios, pero también nos preguntamos cómo vamos a superar las consecuencias a mediano plazo”.

Esto significa, según detalló la Cámara en un comunicado, no poder comercializar la colección otoño-invierno 2020. Según la entidad “la mayoría vendió a las franquicias su colección con pago por cheques adelantados, y hoy está cortada la cadena de pagos, ya que no se realizan ventas. Esta situación, sin duda, llevará a la quiebra a muchos diseñadores y marcas”.

La entidad también advirtió sobre la situación de diseñadores con talleres propios, con pequeños talleres y de quienes trabajan con modistas que realizan sus prendas y son monotributistas. “Este sector está totalmente afectado, no solamente por la cuarentena sino también por la falta de insumos, los altos costos, los impuestos, los alquileres, los sueldos y los gastos en general”, enumeraron desde la entidad.

Ayala aseguró que saben que contarán “con algunas herramientas por parte del gobierno” y señaló que sería importante acceder a “créditos subsidiados con bajo interés, que sean de tramitación rápida y efectiva”. También propuso “trabajar en equipo con los funcionarios para ir encontrando soluciones y pensar de qué manera podemos reactivar todo esto”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?