Quiénes podrán acceder al bono de $10.000 para trabajadores en negro y monotributistas

Quiénes podrán acceder al bono de $10.000 para trabajadores en negro y monotributistas

El Gobierno de la Nación anunció este lunes la creación de un ingreso familiar de emergencia para los trabajadores independientes en situación de informalidad o monotributistas categorías A y B, de entre 18 y 65 años. Será de $10.000 y se pagará en abril a quienes cumplan con los requisitos.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

La pandemia de coronavirus sigue avanzando en todo el mundo y las economías de los países afectados sufren ante la paralización de la actividad por las cuarentenas obligatorias dispuestas por las autoridades de cada país. Para hacer frente a esta situación, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, anunciaron nuevas medidas económicas enfocadas en los monotributistas, los trabajadores autónomos y los del sector informal (trabajadores en negro).

“Toda persona debe quedar protegida en esta situación de crisis”, aseguró Guzmán, quien anunció "la creación de un ingreso familiar de emergencia para los trabajadores independientes en situación de informalidad o monotributistas categorías A y B, de entre 18 y 65 años”.

En este sentido, el ministro detalló que se hará a través de “un pago único, en principio durante abril, de $10.000 que podría repetirse si las circunstancias lo ameritan". Y añadió: "Llegará a familias que no hayan quedado protegidas por otras prestaciones". Cerca de 3,6 millones de personas serán alcanzadas por esta medida.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, señaló que buscan "proteger al sector que en esta situación de emergencia no tiene ninguna posibilidad de seguir con su trabajo". "Este universo de trabajadores vamos a definirlo a través de la familia, es decir, cuando su familia no tiene ningún otro ingreso. Va a ser un sistema muy simple”, precisó.

Requisitos para acceder al ingreso familiar de emergencia

El principal requisito es que las familias no tengan ningún otro ingreso, ni un gran patrimonio, como tampoco poseer renta financiera o inversiones como plazos fijos. El beneficiario deberá ser argentino, naturalizado o ser residente con más de dos años de permanencia en el país.

Para acceder al beneficio se deberá completar una inscripción mediante una página web que el Gobierno dará a conocer en los próximos días y que estará a cargo de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

“La medida anunciada por el Gobierno es compatible con la Asignación Universal por Hijo (AUH)", señaló Moroni. Y agregó: “La idea es establecer un plazo de 10 o 15 días para llenar esa inscripción vía internet. A partir de ahí fijaremos la fecha de pago”. La norma fue publicada este martes en el Boletín Oficial.

Guzmán aclaró que el beneficio será para "familias que hoy no están protegidas por otras prestaciones". "Esto no es para jubilados ni para quienes reciben programas asistenciales”, especificó.

La semana pasada, el Gobierno había anunciado un paquete enfocado en pymes que incluyó seguro de desempleo, salarios privados a cargo del Estado, precios máximos y un nuevo Procrear entre otras medidas destinadas a paliar las consecuencias económicas del coronavirus.

En Argentina hay registrados cerca de 3,6 millones de monotributistas. De ellos, casi 2 millones están empadronados en las categorías más bajas. En tanto los trabajadores en negro representan el 30% de las familias y el 35% de la población económicamente activa que no tiene la capacidad de interrumpir sus tareas sin perder todos sus ingresos. Los trabajadores autónomos, a su vez, se estiman en un millón en todo el país.

Parte del problema que se le presentará al Gobierno es cómo hacer llegar los subsidios a personas que no están bancarizadas ni tienen tarjetas de débito como a las que pueden acceder los beneficiarios de la AUH, por ejemplo. Una de las vías es el uso del Banco Nación.

Una forma rápida sería asociar las transferencias de efectivo a un número de documento, pero el problema que trae ese método es que necesita elementos de seguridad de segundo grado, para evitar fraudes (que alguien use un número de DNI ajeno). Y ese elemento de seguridad es difícil de lograr si las persianas de los bancos siguen bajas.

Asimismo, el gobierno nacional analiza otorgar un bono a todos los profesionales del sistema de salud. Se trata de una suma extra que giraría en torno a los $30.000 y se pagaría en tres cuotas. La medida, que se encuentra bajo estudio en el Ministerio de Salud, podría ser oficializada a través de un DNU en las próximas horas que busca premiar a los trabajadores que cumplieron con el presentismo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?