La segunda semifinal será un "festival de kicks"

La historia marca la pauta a favor de los Springboks ante Gales pero ambos equipos llegan con bajas en los backs, lo que anticipa un partido táctico y cerrado.

sección deportes

.

www.rugbyworldcup.com

Análisis previo de la semifinal de la Copa Mundial de Rugby 2019 entre Gales y Sudáfrica, que se disputará el domingo en el International Stadium Yokohama. 

El contexto

Liam Wiliams y Cheslin Kolbe son dos de los dos mayores talentos ofensivos en el rugby internacional. Lamentablemente, lo más cerca que estarán de la acción el próximo domingo será alentando a sus compañeros desde la platea.

Sendas lesiones truncaron sus expectativas de participar en el partido. En cuanto al galés Williams, su ausencia será para todo lo que resta de torneo. El wing sudafricano, en cambio, espera estar listo para la final si es que su equipo, eventualmente, clasifica.

La ausencia de dos jugadores clave en los esquemas de Warren Gatland y Rassie Erasmus podría alterar el planteamiento táctico de ambos equipos en facetas claves del juego como la defensa de las patadas a cargar o las jugadas preestablecidas desde line y scrum.

“Probablemente sea un festival de kicks”, advirtió el entrenador del XV del Dragón quien recordó que Sudáfrica pateó 30 veces contra Japón y que los suyos tendrán que “manejar ese juego”. “No será el partido más bonito del mundo. Kolbe es una pérdida para ellos, que no contarán con su habilidad para anotar tries”, razonó el neozelandés.

“Nosotros íbamos a desafiarlo por arriba de todas maneras. En este punto del torneo siempre vas a perder un par de jugadores claves y en su caso con Kolbe y en el nuestro con Liam Williams, es uno por uno”, explicó.

El récord histórico de Gales contra los Springboks es pobre. Hasta 1999 no consiguieron ganar y solo lo han hecho en 6 ocasiones de 35 intentos. Con mayor profundidad, el historial indica que nunca han ganado como visitantes.

Pero bajo la batuta de Gatland, el seleccionado galés se impuso en cuatro duelos consecutivos para contabilizar cinco victorias en los últimos seis partidos. Cobra importancia la derrota, que se produjo en los cuartos de final de la RWC 2015, en Twickenham.

Los Springboks, que perdieron ocho tests en 2016, se han transformado en un equipo sólido tras las llegada de Rassie Erasmus. Antiguo tercera línea y un estudioso del juego, Erasmus conoce la importancia del juego posicional y el valor de los kicks en partidos que definen títulos. El entrenador era miembro de la selección de Sudáfrica que cayó ante los finalmente campeones Wallabies en las semifinales de la RWC 1999. Los decisivos 6 puntos que decantaron aquel partido en favor de Australia llegaron con acciones con el pie; incluido un fabuloso y bizarro -por lo inusual- drop de Stephen Larkham desde 48 metros. De hecho fue el primero de la carrera del diez wallabie que apenas veía los postes por aquel tiempo porque jugaba sin lentes de contacto.

Erasmus vivió todo aquello y lejos de desviaciones buscando imitar el expansivo juego de Nueva Zelanda se remitió a la quintaesencia del rugby sudafricano para regresar a la senda del triunfo. A saber, un pack dominador, un nueve experimentado y un diez capaz de anotar desde los cincuenta metros.

Por añadidura, Shaun Edwards, entrenador de defensa de Gales, destacó que, además, tienen jugadores veloces en las puntas. En ausencia del citado Kolbe, a Makazole Mampipi se le caen los tries de las manos y su sustituto, S’Busiso Nkosi, se destaca por su aplastante potencia.

Tras perder ante los defensores del título, Nueva Zelanda, en su primer partido, el equipo de Erasmus ha ido progresando con comodidad en el torneo y encaran las semifinales como favoritos a pesar de la reciente racha de derrotas contra Gales y el hecho de que el cuadro europeo esté por encima en el ranking de World Rugby.

“Sabemos que perdimos contra los número uno (Nueva Zelanda) y sabemos que fue por cuatro minutos en los que ellos anotaron dos tries porque tuvimos un fallo de concentración”, rememoró Erasmus acerca de su primer partido en esta RWC.

“Pero el argumento que sostenemos es que que perdimos contra el mejor equipo en el mundo y no presionamos el botón del pánico. Simplemente continuamos trabajando y actualmente tenemos una sólida posibilidad de acceder a la semifinal”, añadió

Cómo llegan (Ganados/Empatados/Perdidos – partidos más recientes primero)

Gales: GGGGG

South Africa: GGGGP

Frente a frente

Jugados 35 - Gales G 6, Sudáfrica G 28, E 1

Bajo la lupa:

Durante muchos años, Leigh Halfpenny hubiera sido uno de los primeros nombres en rellenar en el acta del partido. Sin embargo, la irrupción de Williams le acabó por arrebatar la camiseta con el 15. Por su falta de actividad en este torneo será, también uno de los objetivos del juego con el pie de los Springboks.

Sin embargo, con 84 caps y tres giras de los British and Irish Lions en su carrera, el jugador, de 30 años, es uno de los mejores fullbacks defensivos del mundo. Asimismo, puede tomar conversiones lejanas si su equipo lo requiere.

De hecho, si la situación se da, podría tomarse fría venganza con su pasado. Ocho años atrás en las semifinales de la RWC 2011 ante Francia, falló por poco un lejano penal que hubiera clasificado al Dragón para el último partido.

“Probablemente es el mejor fullback en defensa del mundo en términos de su juego aéreo y sus coberturas”, destacó su entrenador. “Tuvimos un largo debate acerca de si alineábamos a Leigh en primer lugar y quizás mover a Liam al wing”, reveló.

“Fue una larga discusión sobre eso así que Leigh ha sido desafortunado al no haber estado en el equipo desde el principio”.

Noticias de los equipos

Además del cambio de fullback, Gales realiza dos alteraciones con respecto al equipo que logró remontar a Francia e imponerse por 20-19 en los cuartos de final. El centro Jonathan Davies, que estaba en el equipo ante Les Bleus pero que finalmente no jugó, se ha recuperado de una lesión de rodilla y remplaza a Owen Watking. Por su parte, Ross Moriarty será el octavo como consecuencia de la lesión de Josh Navidi en cuartos de final.

Sudáfrica solo ha realiza un cambio en comparación con el equipo que eliminó a Japón. El lugar que deja el lesionado Kolbe será para S'Busiso Nkosi.

Estadísticas & Trivia

Alun Wyn Jones jugará su partido internacional 142. Suma 133 para Gales y 9 para los Lions, igualando la carrera de Sergio Parisse. Solo el neozelandés Richie McCaw ha jugado más partidos de selecciones, 148.

El wing sudafricano Mampipi ha apoyado nueve tries en partidos internacionales en 2019. Solo el japonés Kotaro Matsushima y el inglés Jonny May han apoyado la misma cantidad de tries este años. Además, iguala hasta la fecha con el galés Josh Adams y el propio Matsushima como trymen de la RWC con cinco anotaciones.

Declaraciones

“Me quedan dos partidos como entrenador de Gales y quiero disfrutarlos. Para nosotros llegar a la final de la Copa del Mundo sería increíble dada la pequeña cantidad de jugadores que hay en Gales en cuatro equipos. Sentimos que continuamente jugamos por encima de nuestras posibilidades” - Warren Gatland, entrenador de Gales.

“Nos hemos tomados algunas pastillas para dormir para asegurarnos de si es la elección correcta o no. Es una opción que eliges pero hay tanto partido cerrado en los que sientas a un back extra en el banquillo y no lo usas” – Rassie Erasmus, entrenador de los Springboks acerca de su elección de seis forwards y un back en el banco.

Fuente: www.rugbyworldcup.com

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?